Sábado, Noviembre 25, 2017
Aspectos en los que se fijan los reclutadores
Para todo candidato, la entrevista laboral, es una de las etapas más angustiantes. Por eso, es fundamental preparar todos los aspectos y no dejar nada azar. Pero aunque muy preparado estés, siempre existirá la incertidumbre acerca de las preguntas que hará el...
Las palabras que le restan fuerza a tu currículum
Los candidatos deben eliminar frases repetidas y lugares comunes, recomendaron expertos; hasta 70% de los postulantes no pasan el primer filtro por la calidad de su currículum. Los reclutadores cuentan con muy poco tiempo para desechar o seleccionar a partir de...
El trabajo bajo presión, ¿una habilidad sana?
  En más de alguna oferta hemos leído que dentro de los requisitos se encuentra el trabajo bajo presión como una competencia. En la práctica, podemos entenderlo como la habilidad de trabajar bajo condiciones adversas, manteniendo la eficiencia. En la...
El secreto de la empresa en la que todo el mundo quiere trabajar
La revista de negocios 'Crain's' acaba de publicar su listado de las 100 mejores empresas de Nueva York para trabajar. El primer puesto lo ocupa Button, una 'start up' con apenas un año de vida que se dedica al B2B, es decir, a conectar diferentes aplicaciones como...
¿Qué pasa cuando nadie quiere ascender a jefe?
En Estados Unidos, el crecimiento del empleo y los salarios van en aumento, lo que debería ser una señal de que es un buen momento para los negocios "salvo que nadie los quiere gestionar". Sólo un tercio de los trabajadores estadounidenses cree que convertirse en...

Últimas noticias

La entrevista telefónica
Consejos - 24 Julio 2017
Leer más
Cómo elaborar el CV ideal
Consejos - 21 Julio 2017
Leer más
Aspectos en los que se fijan los reclutadores
Consejos - 19 Julio 2017
Leer más
Las palabras que le restan fuerza a tu currículum
Consejos - 18 Julio 2017
Leer más
El trabajo bajo presión, ¿una habilidad sana?
Consejos - 17 Julio 2017
Leer más
El secreto de la empresa en la que todo el mundo quiere trabajar
Consejos - 28 Junio 2017
Leer más
10 de los trabajos más curiosos del Mundo
Mundo - 12 Octubre 2016
Leer más
Juegos de Lógica: Caballo de Atila
Recursos - 12 Octubre 2016
Leer más
¿Qué pasa cuando nadie quiere ascender a jefe?
Consejos - 10 Octubre 2016
Leer más
Multitasking: ¿habilidad o defecto?
Recursos - 19 Septiembre 2016
Leer más
6 Respuestas que necesitas saber en una entrevista
Consejos - 13 Septiembre 2016
Leer más
La moda del Afteroffice en las empresas
Consejos - 16 Agosto 2016
Leer más
¿Estás a punto de renunciar? Checa tus niveles de ansiedad
Consejos - 18 Julio 2016
Leer más
Actitud y prioridades en un nuevo trabajo
Consejos - 12 Julio 2016
Leer más

Ofertas laborales

Lo más leído de la semana

¿Qué hacer para tener un fin de año más productivo?

cenas-de-navidad7

Dicen por ahí que “el  que no sabe es como el que no ve”. El primer paso para aumentar nuestra productividad es entonces saber qué es lo que uno necesita hacer. Recomiendan los expertos hacer una lista de tareas pendientes. A mí por lo general me sirven muchísimo. Para esto son útiles diferentes apps al igual que el tradicional papel y su compañero el lápiz.

Con lista en mano viene el segundo paso: priorizar. No podemos hacerlo todo. Tampoco es cierto que podemos hacer varias cosas simultáneamente—de hecho, se ha encontrado evidencia que indica que nuestra atención salta de una tarea a otra y que no hacemos varias al mismo tiempo. Cuando nosotros y nuestros equipos tenemos claro para dónde va la organización y nuestro rol en ella, es más fácil filtrar e ignorar el ruido. Al enfocarnos sólo en la música, podemos determinar más fácilmente qué es prioritario y, de ello, qué debemos hacer nosotros y qué se puede delegar.  

Con las prioridades claras, viene entonces la acción. Para ser más productivos en la implementación, si se puede decidir cuándo hacer las tareas más complejas, se recomienda trabajarles en las mañanas. Allí el cerebro está en su mejor momento del día después del descanso largo de la noche. Hay también evidencia que sugiere que es importante tomar descansos a lo largo del día, desde “micro-descansos” (por ejemplo, un café de 5mins) hasta descansos más largos (tomar almuerzo y salir a caminar).

Pero Charlotte Fritz, de la Universidad Estatal de Portland, ha encontrado que no sólo la frecuencia y la duración del descanso son importantes sino que también lo es el tipo de actividad que se hace. En particular, los micro-descansos en los que hacemos actividades relacionadas con el trabajo, como aprender algo nuevo o conectar positivamente con nuestros colegas, tienen un mayor impacto en nuestra productividad y niveles de energía que aquellos que aquellos en lo que no hacemos actividades relacionadas con el trabajo. Sorprendente, pero cierto.

Todo bien y todos con algunas herramientas sencillas para tener un final de año más tranquilo.
Sin embargo, a veces sólo leer los emails que llegaron entre que apagamos el computador y lo volvimos a prender nos toma más de una hora—esto sin contar el tiempo que invertimos en escanear los chats “urgentes”. Y, sin chequear emails y chats, cómo hacerse una idea sobre qué se debe incluir en la lista de pendientes y qué dejar por fuera?

La verdad es que la mayoría del tiempo y para la mayoría de personas, ésta situación no es la norma. Y, en caso de que sí lo sea, es recomendable evaluar si es consecuencia de un tema organizacional o de hábitos inadecuados.

Si la causa es organizacional, puede valer la pena promover la evaluación de la distribución de cargas en el equipo, y su reasignación o la contratación de personas adicionales. Pero si los cambios no se ven y sentimos una ligera pero firme presión en el pecho, es importante recordar que las personas no estamos diseñadas para funcionar por períodos largos de tiempo, con un nivel de intensidad constantemente elevado y haciendo varias cosas a la vez. Adicionalmente, si bien puede que exista “una fila de gente peleándose por tener su puesto”, también es cierto que entrenar a una persona nueva toma tiempo y recursos, y por lo tanto, le resta productividad a las empresas. Finalmente, las ventajas competitivas sostenibles se cimientan sobre el bienestar de nuestros empleados, no sobre su continuo estrés.

Ahora miremos la otra cara de la moneda: los “hábitos inadecuados”. Cada vez más personas están conectadas durante largas jornadas al teléfono. La vida laboral se está extendiendo de los “horarios de oficina” a los “horarios de casa”. Después de oír el “clin” o el silbidito, estiramos la mano y chequeamos (a lo pavloviano) lo que obviamente no puede esperar hasta las 8am del día siguiente. Nos preguntamos entonces, a qué hora termino de hacer todas las cosas que listé cuando me están apareciendo nuevas tareas?  
Bueno, pues la culpa no es toda de nuestros trabajos. Es también de nuestros hábitos. Para cambiarlos puede ayudar recordarnos (y a nuestros equipos) que los seres humanos no somos buenos haciendo varias cosas al tiempo. De hecho, académicos de la Universidad de Stanford han encontrado evidencia de que las personas que chequean el email mientras chatean, saltan de una página de internet a otra y tratan al mismo tiempo de escribir algo, tienen un menor grado de atención, memoria y capacidad para cambiar de tareas que las personas que hacen una cosa a la vez.

Entonces no está de sobra considerar seriamente lo innombrable: apagar el teléfono cuando llegan las “horas de casa”. Podría ser además un bonito regalo de Navidad para varias familias.

Separar algo de tiempo para decidir cambiar nuestros hábitos también es importante. Puede que hacer una lista de tareas, priorizarlas y luego actuar, les funcione a algunos. Y que otros tengan que complementar lo anterior con cortos descansos en la fase de “acción” (a lo técnica pomodoro o 90-5-90) y que, siguiendo las recomendaciones de Fritz, hagan algo relacionado con su trabajo.

Pero lo importante es encontrar formas que se acomoden a las preferencias y dinámicas de cada uno, y que nos permitan sacar el mayor provecho posible al tiempo que tenemos, para hacer lo que debemos hacer y para disfrutar lo que nos gusta hacer este fin de año y todo el año. Y, como siempre, Yala!

Fuente: msn.com/dinero

Sepa por qué es tan importante realizar una práctica profesional

AAfZ5dv.img
© Dmitrii Kotin/Getty Images

Las prácticas profesionales son un verdadero desafío para los becarios porque esta experiencia es el primer contacto con el mundo laboral. Más que un mero trámite para conseguir la titulación, es la oportunidad de hacer networking y demostrar los conocimientos aprendidos.

Por ese motivo, a la hora de buscar una práctica es recomendable realizarlas en departamentos relacionados con los estudios, e idealmente en empresas que puedan ofrecer oportunidades laborales en un futuro.

Durante esos meses de beca, lo recomendable es que los jóvenes den lo mejor de sí y demuestren que son profesionales serios y comprometidos. De ahí la importancia de esta etapa de la vida laboral ya que ante la falta de experiencia, se deben vender como un trabajador con capacidades, habilidades y competencias para desarrollar el trabajo.

TE PUEDE INTERESAR: Lo bueno y lo malo del "rebelde" de la oficina

 

“La experiencia de la práctica profesional es para muchos jóvenes una fuente de inspiración que permite estructurar el futuro laboral, pues es aquí donde las personas descubren sus habilidades y competencias”, señala Javier Caparrós, director general de Trabajando.com España.

De acuerdo al portal de empleos, las prácticas profesionales no sólo significan aplicar los conocimientos técnicos, sino que permiten desarrollar otras habilidades, al situar al estudiante frente a problemas y retos, donde deben llevar a cabo el trabajo en equipo, la tolerancia a la presión o frustración, habilidades comunicacionales, entre otras.

¿Becas remuneradas o no?

4 de cada 10 jóvenes que realizan prácticas profesionales reciben una remuneración económica, mientras que la gran mayoría, un 58%, no.

No obstante, para las compañías el hecho de incorporar becarios a sus plantillas se presenta como una buena oportunidad de formar a profesionales dado que tienen una gran capacidad de adaptación en un corto periodo de tiempo. A diferencia de aquellos que poseen una gran experiencia, resulta difícil moldear su manera de trabajar, las formas de hacer las cosas y hasta de respetar una nueva cultura corporativa.

¿Qué buscan las empresas en los becarios?

Según Trabajando.com, para un becario, conseguir un puesto en una empresa no es fácil. Dependerá del presupuesto de la compañía, del tipo de trabajo, de si era un proyecto o no pero, sobre todo, del valor añadido que ofrezca el becario. Y es que las empresas valoran el interés, la proactividad y el compromiso. Por ello, es aconsejable que los becarios dejen patente estos aspectos de su profesionalidad proponiendo ideas y soluciones en el día a día. Todo ello sumará a su evaluación final.

“Sea cual sea la decisión de la empresa de contratar o no a un becario, éstos deben concebirlo como una experiencia enriquecedora que les brindan herramientas que antes no tenían, además de que es algo muy positivo para su currículum”, añade Caparrós.

Fuente: msn.com - americaeconomia.com

Lo bueno y malo del "rebelde" de la oficina

AAfZ7Al.imgFuente: Pixabay

Trabajar con personalidades sensibles sin duda suele ser complejo, ya que puede arruinar el ambiente y disminuir los niveles de productividad si no están bien canalizados. Sin embargo, trabajar con el “rebelde corporativo” puede ser más beneficioso de lo que muchos gerentes piensan, ya que si son estimulados correctamente pueden traer grandes beneficios a la empresa. PageGroup, describe su perfil, las ventajas y desventajas de tenerlo en la oficina y cómo sacarles el mayor de los provechos.

“Estos perfiles son colaboradores que en general tienen alta capacidad de influencia, les gusta conseguir resultados para la organización y si bien les cuesta adecuarse a las normas establecidas o procesos definidos, son profesionales generalmente creativos, más independientes y con un claro foco al resultado”, afirma Juan Ignacio Silva, excutive manager de PageGroup.

TEMAS QUE TE PUEDE INTERESAR: El uso y desuso de las agendas tradicionales

Por lo general, este grupo de colaboradores pertenece al grupo de carreras relacionadas con las áreas de ventas, marketing, diseño, logística y RRHH, porque son rubros en los que existe mayor innovación y se necesita más creatividad, he aquí donde los rebeldes corporativos destacan. Puede ser más difícil encontrarse con este perfil en áreas financieras o de operaciones, donde las normas se hacen más necesarias para el correcto funcionamiento de la organización. De todas formas, un rebelde corporativo puede aparecer en cualquier segmento, división o empresa.

“Va a depender del contexto si es bueno o no reclutar a un perfil ‘rebelde corporativo’. Ellos suelen ser muy buenos líderes cuando el objetivo de la organización es crecer, desarrollarse, cambiar y crear. Puede ser más complejo manejar su personalidad en tiempos de crisis, decrecimiento, tensión o más austeridad”, afirma Juan Ignacio.

Este perfil de colaboradores se relaciona de mejor o peor manera con sus compañeros dependiendo de su capacidad de ser más individualistas o colectivos. Los rebeldes corporativos cuya personalidad es más solitaria prefieren alimentar su ego en base a sus propios resultados. En cambio, los “teamplayer” gozan con el triunfo colectivo, manejan mejor las emociones del conjunto y empujan a que todos cumplan con su tarea individualmente.

Finalmente, es fundamental el rol del Gestor del Rebelde Corporativo para canalizar esa capacidad disruptiva en el lugar adecuado, muchas veces hay que citarlos como ejemplos y otras veces no, dependerá de lo acertado que sea el lugar que ocupe y la exposición que tenga en el aporte que  este Rebelde Corporativo traiga, lo mejor aprovechar su dinamismo, cambio y que genere nuevas oportunidades para la empresa.

Fuente: americaeconomia.com - msn.com
Foto:
Pixabay

La nueva ley que regula el teletrabajo

 Corbis-42-24894313

Gracias al gran desarrollo de las telecomunicaciones, existe la posibilidad de trabajar desde casa sólo con un computador y acceso a Internet. Aunque esto depende del tipo de trabajo y las responsabilidades a cargo, para algunos, la presencia física no es imprescindible, o lo es sólo a tiempo parcial.

Esta modalidad de trabajo ha cobrado fuerza en el último tiempo, debido a sus grandes ventajas, tales como el aumento de la autonomía, la flexibilidad de horarios, la integración laboral de personas con discapacidad, más facilidad para compaginar la vida laboral con la familiar, no hay gastos en desplazamientos, entre otros.

Según estudios de Cisco Systems, la tendencia del trabajo a distancia viene creciendo a nivel mundial y se espera que el próximo año aumente en 63%. De ahí la necesidad que existiera una ley que regulara esta modalidad de trabajo en Perú. Por eso, el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE) decidió que quienes laboren bajo el teletrabajo, mantendrán los mismos derechos que cualquier otro trabajador, incluyendo períodos de lactancia y pago de sobre tiempo, según el reglamento que norma esta modalidad laboral.

La norma del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE) determinó que en el campo contractual, el contrato debe establecer los medios informáticos, de telecomunicaciones y análogos que se emplearán en el teletrabajo y el monto que pagará la empresa al trabajador si es que esos medios son proporcionados por el trabajador.

En un período de 100 días se establecerán, las cuotas mínimas de trabajadores que las entidades públicas deberán contratar bajo la modalidad de Teletrabajo.
Trabajando.com Perú, comprometido en impulsar la difusión de esta modalidad laboral invita a todas las empresas a registrar aquí sus ofertas de empleo Teletrabajo

A continuación te damos a conocer los principales aspectos legales que debes tener en cuenta al trabajar bajo esta modalidad:


· JORNADA DE TRABAJO: Los teletrabajadores se encuentran sujetos a la jornada máxima de 8 horas diarias o 48 horas semanales. Son de aplicación las exclusiones previstas en las normas que regulan la jornada, el horario y trabajo en sobretiempo.

· DE PRESENCIAL A TELETRABAJO: La variación de la modalidad convencional de prestación de servicios a la de teletrabajo es voluntaria y no puede significar en sí misma la afectación del vínculo laboral, derechos ni condiciones laborales. Este acuerdo puede

suscribirse con carácter permanente o temporal. La reversión del teletrabajo a la modalidad convencional debe pactarse por escrito.


· OBLIGACIONES DEL TELETRABAJADOR: El teletrabajador tiene las mismas obligaciones reguladas para los trabajadores que presten servicios bajo la modalidad convencional. Adicionalmente, se encuentra obligado a lo siguiente:

a. Cumplir con la normativa vigente sobre seguridad de la información, protección y confidencialidad de los datos y seguridad y salud en el trabajo.

b. Encontrarse disponible para las coordinaciones con el empleador durante la jornada de trabajo.

c. Guardar confidencialidad de la información proporcionada por el empleador.

d. Restituir los objetos proporcionados para la prestación de servicios bajo la modalidad de teletrabajo al empleador, salvo pacto en contrario.

· NUEVAS INFRACCIONES LABORALES: El reglamento comentado ha incorporado al artículo 24° del Reglamento de la Ley General de Inspección del Trabajo las siguientes infracciones, calificadas como grave en materia de relaciones laborales:

a. Aplicar el cambio de la modalidad de un trabajador convencional a la modalidad de teletrabajo o viceversa sin su consentimiento.

b. Aplicar la reversión sin cumplir con los requisitos establecidos por ley.

c. No cumplir con las obligaciones referidas a la capacitación del teletrabajador.

d. No cumplir con el pago de la compensación por las condiciones de trabajo asumidas por el teletrabajador.


Ernesto Velarde, country manager de Trabajando.com Perú, señala que “no todas las personas tienen las capacidades necesarias para trabajar a distancia, por eso, esta modalidad está enfocada a aquellos perfiles que trabajan de manera autónoma, ordenada, responsable y muy organizada. Además, es fundamental que las tareas no deban exigir la presencia física de la persona”.

Trabajando.com, es más que un portal de empleos, es una comunidad laboral formada por una amplia red de sitios asociados, entre los que se encuentran importantes universidades, institutos, cámaras de comercio, asociaciones empresariales, municipios, entre otros.

5 cosas que no sabías si odias tu trabajo

 Corbis-42-23117260

Demasiadas personas odian a sus puestos de trabajo. Y ahora con la crisis es un lujo tener algo que te dé dinero. Exactamente cómo muchos es difícil de decir, pero dependiendo de lo que hayamos estudiado y dónde hayamos acabado, en algún lugar entre el 20 por ciento y 40 % de los empleados no se sienten bien en el trabajo.

Una vez pregunté a un amigo si no le gustaba dónde trabajaba y tan solo me dijo: “Por supuesto que odio mi trabajo, por eso me pagan por hacerlo”. Muchas personas todavía tienen la actitud de que si están disfrutando en el trabajo, no están trabajando lo suficiente, y que el único camino hacia el éxito profesional es trabajar muchas horas y sacrificar todo lo demás en la vida para un trabajo que te hace sentir miserable. Hay muchas formas de verlo.

Bueno, resulta que no sólo existe este tipo de pensamiento completamente equivocado. Es peligroso trabajar mucho, ya que podemos sentirnos enfermos en alguna ocasión, así que no debemos abusar. Sin embargo los estudios demuestran que las personas a las que les gusta su trabajo son en realidad más productivas y exitosas. Eso es cierto, pero no significa que no dejen tiempo en el día para cuidarse o descansar.

Por una cosa y por otra hoy vamos a ver 5 problemas de salud que pueden generarse si odiamos nuestro trabajo. Así que si odiamos el trabajo…

… aumentaremos de peso

Si no te gusta tu trabajo verás como aumentas de peso. Los estudios relacionados con este tema han demostrado que una vida de trabajo infeliz roba energías que son necesarias para hacer ejercicio y tomar buenas decisiones alimenticias. O para decirlo de otra manera, después de un día largo de trabajo frustrante, es más probable que vayamos a por aquellos alimentos que más grasas tengan y, por supuesto, no tendremos ganas de salir a correr o ir al gimnasio.

… afectaremos a nuestro sistema inmunológico

Se cree comúnmente que el estrés laboral viene de estar muy ocupado en el trabajo o trabajar demasiadas horas, sin embargo los investigadores del estrés están comenzando a platearse de nuevo esa suposición. Ahora dicen, en cambio, que el estrés laboral viene de un estado casi constante de afecto negativo, es decir, sentirse mal la mayor parte del tiempo en la oficina.

Si trabajamos muy duro, pero nos sentimos apreciados en el trabajo y vemos que nuestros esfuerzos dan sus frutos, no es tan probable que nos estresemos. Por otro lado, si estamos siendo tratados mal, o si nada de lo que hacemos en el trabajo es reconocido y pasamos los días de trabajo en un estado más o menos permanente de frustración, preocupación y depresión, puede llegar a estresarnos, incluso si sólo trabajamos 30 horas a la semana. Y los estudios han demostrado que el estrés en el lugar de trabajo daña el sistema inmunológico y aumenta el riesgo de la depresión.

… arruinaremos nuestra relación de pareja

Una de las peores cosas de odiar tu trabajo es que no se detiene al final de la jornada. Muchas personas se sienten tan desbordadas que afecta a su vida en pareja o familiar. Es más, un estudio demostró que las personas que son infelices en el trabajo tienen una vida sexual menos satisfactoria y más problemas en sus relaciones. Para más inri los investigadores encontraron una clara relación entre una buena relación con tu pareja y la salud en general. Por ejemplo, los hombres que tienen una buena relación con su pareja viven unos seis años más de promedio. Las mujeres sólo dos años y medio más, probablemente debido a que viven más que los hombres en general.
… nos privará del sueño necesario

Es bien sabido por todos que dormir gratamente una noche, nuestras 8 horas o más, hace maravillas en el cuerpo humano. El trabajo de restauración realizado mientras que nuestro cuerpo está en reposo no puede ser subestimada. A la gente que es infeliz en el trabajo a menudo le resulta difícil conciliar el sueño o no duermen tan bien. Probablemente tú seas de esos que se despiertan en mitad de la noche y se queda mirando al techo durante muchos minutos sin poder pegar ojo. Esto es malo para la salud porque el sueño restaura el cuerpo y fortalece el sistema inmunológico.


… aumentará el riesgo de padecer una grave enfermedad

Y, por último, si odiamos el trabajo aumentará directamente el riesgo de contraer algunas enfermedades peligrosas. Un estudio con más de 20.000 enfermeras estadounidenses encontró que las enfermeras que estaban descontentas en el trabajo tenían un riesgo más alto de contraer enfermedades, y estamos hablando de enfermedades graves como algunos tipos de cáncer, deficiencias cardíacas y diabetes tipo 2.

Así que si no te gusta tu trabajo, tienes que reaccionar. Todo esto quiere decir, que si no te gusta tu trabajo, tienes que actuar en consecuencia. Mejorar tu situación laboral dependerá de los jefes y de que trabajes mejor, pero tu salud dependerá de si tú estás bien en el trabajo. Si ves que tu trabajo te frustra intentando mejorar, busca otro empleo si te ves capacitado, tu salud te lo agradecerá. La única opción que no tiene sentido es no hacer nada, porque permanecer en ese trabajo que odias puede hacer que enfermes.

Fuente: sportadictos.com - Juanmi Guirado

Más artículos...

Página 5 de 73

5

Ingresa tu Currículo

  • Postula a miles de Empleos
  • Recibe ofertas de trabajo por Email
  • Sé parte de la Comunidad Laboral Líder de Iberoamérica

Si ya tienes una cuenta Trabajando Ingresa aquí

button_tbj
button_seleccion
Twitter icon
Trabajando Perú
Cargando..

Empresas

¿Quieres contratar? Portales personalizados y planes que se ajustan a tus necesidades. Selecciona el mejor personal.

Nosotros

Empresa líder en el mercado de reclutamiento y selección de ejecutivos, con tecnología y servicios de primer nivel.

Ayudando.com

Nuestro propio portal de voluntariado como actividad complementaria a su empleo, empresa o fundació

Contáctenos

  • (51-1) 222-6200
  • personas.pe@trabajando.com
  • empresas.pe@trabajando.com

</table