Sábado, Noviembre 25, 2017
Aspectos en los que se fijan los reclutadores
Para todo candidato, la entrevista laboral, es una de las etapas más angustiantes. Por eso, es fundamental preparar todos los aspectos y no dejar nada azar. Pero aunque muy preparado estés, siempre existirá la incertidumbre acerca de las preguntas que hará el...
Las palabras que le restan fuerza a tu currículum
Los candidatos deben eliminar frases repetidas y lugares comunes, recomendaron expertos; hasta 70% de los postulantes no pasan el primer filtro por la calidad de su currículum. Los reclutadores cuentan con muy poco tiempo para desechar o seleccionar a partir de...
El trabajo bajo presión, ¿una habilidad sana?
  En más de alguna oferta hemos leído que dentro de los requisitos se encuentra el trabajo bajo presión como una competencia. En la práctica, podemos entenderlo como la habilidad de trabajar bajo condiciones adversas, manteniendo la eficiencia. En la...
El secreto de la empresa en la que todo el mundo quiere trabajar
La revista de negocios 'Crain's' acaba de publicar su listado de las 100 mejores empresas de Nueva York para trabajar. El primer puesto lo ocupa Button, una 'start up' con apenas un año de vida que se dedica al B2B, es decir, a conectar diferentes aplicaciones como...
¿Qué pasa cuando nadie quiere ascender a jefe?
En Estados Unidos, el crecimiento del empleo y los salarios van en aumento, lo que debería ser una señal de que es un buen momento para los negocios "salvo que nadie los quiere gestionar". Sólo un tercio de los trabajadores estadounidenses cree que convertirse en...

Últimas noticias

La entrevista telefónica
Consejos - 24 Julio 2017
Leer más
Cómo elaborar el CV ideal
Consejos - 21 Julio 2017
Leer más
Aspectos en los que se fijan los reclutadores
Consejos - 19 Julio 2017
Leer más
Las palabras que le restan fuerza a tu currículum
Consejos - 18 Julio 2017
Leer más
El trabajo bajo presión, ¿una habilidad sana?
Consejos - 17 Julio 2017
Leer más
El secreto de la empresa en la que todo el mundo quiere trabajar
Consejos - 28 Junio 2017
Leer más
10 de los trabajos más curiosos del Mundo
Mundo - 12 Octubre 2016
Leer más
Juegos de Lógica: Caballo de Atila
Recursos - 12 Octubre 2016
Leer más
¿Qué pasa cuando nadie quiere ascender a jefe?
Consejos - 10 Octubre 2016
Leer más
Multitasking: ¿habilidad o defecto?
Recursos - 19 Septiembre 2016
Leer más
6 Respuestas que necesitas saber en una entrevista
Consejos - 13 Septiembre 2016
Leer más
La moda del Afteroffice en las empresas
Consejos - 16 Agosto 2016
Leer más
¿Estás a punto de renunciar? Checa tus niveles de ansiedad
Consejos - 18 Julio 2016
Leer más
Actitud y prioridades en un nuevo trabajo
Consejos - 12 Julio 2016
Leer más

Ofertas laborales

Lo más leído de la semana

¿Y si el único que no manda en tu trabajo eres tú?

Corbis-42-54993127

En una barca a la deriva plagada de jefes, el remero es el incompetente. Puede sonar a chiste, de hecho lo es, pero no resulta nada excéntrico pensar en un mundo en el que los jefes superen en número a los empleados. La antítesis al panorama sin jefes -holacracia- que ya propugnan algunas start up, está más cerca que nunca. Las empresas más tradicionales siguen apostando por este modelo, y las organizaciones matriciales, con una línea de reporting funcional que traspasa fronteras, también implican rendir cuentas a otras personas para que todo funcione.

 
Quién quiere qué

Camilla Hillier-Fry, socia de People Matters, señala que este tipo de estructuras complica el reporte, "porque el empleado necesita atender tanto al superior funcional como al local, de manera continua. La productividad de los profesionales tiene que medirse en términos de resultados y éstos deben negociarse y acordarse entre el empleado y el jefe. Se trata de medir la contribución del profesional y los equipos a los objetivos de la compañía".

Este sistema lleva implícita otra actitud: la responsabilidad. José Manuel Chapado, socio de Éthica Consultores, aclara que en esta situación las peticiones llueven por todos lados y quienes las reciben "deben dar prioridad a lo que consideran más esencial, conjugando urgencia e importancia según su propio y leal criterio". José Ignacio Jiménez, socio de Talengo, ofrece una receta: "Lo urgente tiene que ver con lo táctico y el día a día; es la actividad del corto plazo, la atención a un cliente, un tema de financiación o cash flow. Es la gestión de la cuenta de resultados pero priorizando siempre el ingreso. Lo verdaderamente importante, por su parte, está relacionado íntimamente con lo estratégico y, por lo tanto, con el medio y largo plazo. Es más el 'qué' del trabajo".

La teoría parece clara. Ponerla en práctica, no tanto. Lo más fácil es caer en la redes del reporting y descuidar tu trabajo, aquello para lo que has sido contratado, el valor que aportas y por el que te pagan. Quien vive esto en directo cada día es Óscar Massó, director de estrategia de Sodexo BI. Afirma que en su trabajo diario "hay tantas estrategias como jefes. Lo que no debe buscarse es agradar a toda costa. En ocasiones incluso hay que 'tensar' la cuerda para obtener lo mejor de nuestros jefes".

Y, si se trata de gestionar a los jefes, quien también cuenta su experiencia es Alfonso del Gallo, director general de Experian Marketing Services: "Se deben conocer los objetivos de los jefes, que han de estar abiertos a compartir. Suele ser un elemento importante, ya que en la medida en que se sea capaz de alinear y compartir objetivos, estos serán más fáciles de conseguir, si afectan de manera positiva a ambas partes. Estar dispuesto a ayudar y estar abierto al cambio también es crucial".

Lo que sí puede ayudarte en un mundo de jefes es identificar a aquellos que más te aportan. Andrés Fontenla, director general de Fontevalue Consulting, asegura que es "el supervisor que te reta y consigue llevarte a tus mejores decisiones y más alto nivel de desempeño. Es el que más conviene frecuentar, al margen de que puedas cuestionarte sus modos o incluso constatar que sus intereses no son necesariamente de inspiración altruista".
Trabajo en equipo

Gestionar distintas opiniones, críticas y alguna que otra alabanza de tu trabajo es otra de las situaciones habituales cuando te toca remar en esta barca repleta de capitanes. Para Anabel Obeso, directora en AdQualis HR Consultants, no hay duda: "La profesionalidad, la transparencia y transmitir confianza son los pilares para aceptar todo de buen grado. Hay que estar seguro de cada una de las decisiones y no perder el objetivo por reportar". También conviene saber qué tienes que conseguir. Pilar Jericó, presidenta de Be-Up, recuerda que además de los jefes, "en las organizaciones matriciales a veces son los clientes los que se convierten en una prioridad insalvable; también en las muy jerarquizadas que trabajan bajo la urgencia del corto plazo".

Por esta razón, Jiménez, socio de Talengo, recomienda "establecer reuniones y comités periódicos donde exista una agenda para la toma de decisiones". Pero conviene no perderse en el debate. Fontenla afirma que "contemplar diversos puntos de vista, algunos de ellos incluso antagónicos, enriquece la decisión final, pero hay que evitar la parálisis por el análisis así como renunciar a contentar por completo a todos".

Fuente: expansión.com - msn.com

 

 

 

Seis características de un liderazgo femenino exitoso

Corbis-42-76730557

Las mujeres trabajan en industrias, compañías de seguros, hospitales, etc. Casi no  existen áreas donde el género femenino no haya incursionado.

Sin embargo, aún destacar como líder en el mundo actual, no resulta tan fácil para la mujer y es que muchas veces no se le reconoce sus capacidades en ese campo.

Debido a ello, surge las siguientes interrogantes ¿Qué puede hacer la mujer para poder tener éxito como líder? ¿Qué características debe poseer?   

Mujer y liderazgo

Primera característica: Concentrar la propia energía en el logro de pequeños objetivos que lleven a grandes acciones. Por ejemplo, al liderar el estudio de una carrera profesional, se van cursando diferentes materias y rindiendo exámenes para aprobar cada uno de los estadios que permitirán la obtención de la certificación final.

Segunda característica: Desarrollar la capacidad relacional.

Es decir, ser inteligentes a nivel emocional. Para esto, es fundamental lograr comprender empáticamente al otro, ponernos en su lugar y ver desde su perspectiva.

 

Tercera característica: Aprender a elegir, a discriminar y a tomar decisiones oportunas y efectivas.

Saber que somos responsables del mundo que hemos creado a través de las decisiones que hemos tomado en algún momento de nuestra vida y que, en este mismo instante, estamos decidiendo e imprimiendo textura y forma a nuestro futuro. No podemos dejar de reconocernos en nuestro presente. El verdadero líder no echa culpas, busca soluciones, aprende e implementa nuevas decisiones más exitosas.

Cuarta caraterística: Centrar todo nuestro potencial en competir con nosotros mismos, sin compararnos con otros. Mejorarnos continuamente. Cuando sentimos celos o envidia por el éxito o las cualidades de otra persona, intentemos emularla y aprender esas cualidades que la hacen ser especial.

Quinta característica Desarrollar el enfoque y la claridad mental, son cruciales en nuestro desarrollo.

Pensar sin obstáculos" quiere decir: pensar en positivo, buscando soluciones y alternativas. La gente mentalmente densa, no sólo es incapaz de disfrutar, sino que entorpece el éxito de los resultados, es menos atractiva y la gente no la busca como compañía. Un ejercicio para comprobar esto, consiste en imaginar, por un instante, en alguien a quien no toleramos e intentar describir cómo suele enfocar su mente. Esto se puede hacer observando sus palabras, gestos y acciones. Una vez concluido, efectuar el mismo ejercicio, pero, esta vez, pensar en alguien con quien se prefiere compartir el tiempo.

Sexta característica Dominar las acciones que despiertan nuestras emociones.

Reconocernos en eso que sentimos, y aplacar nuestras actos. Cada impulso que da forma a una conducta genera consecuencias en nuestra realidad, muchas de las cuales ni siquiera llegamos a percibir.

Es de fundamental importancia ser conscientes de nuestras emociones y lo que desencadenan. Esto nos reviste con el poder de la presencia y del autodominio personal. Nos distingue de la conducta animal, y nos permite conducirnos a un fin más alto sin los obstáculos que ocasionan los comportamientos impulsivos en los demás y en nosotros mismos.

La importancia de cada sexo

Si se logran amalgamar las cualidades relaciónales del hombre y la mujer, el resultado puede ser sumamente enriquecedor.

Las mujeres tienen una manera de percibir la realidad diferente a la del hombre y, en consecuencia, sus acciones serán distintas. Tienden a ver el detalle y suelen ser más intuitivas que analíticas. Además, son muy sensibles al lenguaje no verbal, más complejas a nivel relacional y energéticamente más resistentes.

En comparación con todas estas características, el hombre se distingue por ser más directo, sencillo y lineal. Entonces un liderazgo "ideal", será aquel que logre fundir la intuición femenina con la contundencia y la linealidad del universo masculino

Fuente: rrhh-web.com

 

 

9 claves para ser un buen jefe

Corbis-RF247880

Muchas personas cuando llegan a ocupar un puesto de jerarquía donde son responsables de un personal, se preguntan ¿Qué significa, en realidad, ser jefe? ¿Cómo se puede llegar a ser un buen jefe?

En ese sentido, el término jefe se refiere a todas aquellas personas que tienen subalternos a su cargo, sin importar su nivel jerárquico e implica asumir un rol complejo que requiere conocimientos, competencias y compromiso.

En otras palabras, el jefe es una persona que debe fijar los objetivos y tareas de sus subalternos, evaluar su desempeño y aplicar las políticas de recursos humanos.

Sin embargo, también debe motivar, escuchar y generar confianza a su personal.  Sólo con esta actitud llegará a ser el verdadero líder tanto para la organización a la cual pertenece como para sus colaboradores.

A continuación se presentan varios consejos que ayudarán al autodesarrollo de los jefes y a mejorar cada día.

Claves para ser un buen jefe

Clave para ser un buen jefe #1: Mostrar respeto Una de las cualidades más apreciadas en cualquier ambiente de trabajo es el respeto.  Sin embargo, existen jefes que actúan como si sus colaboradores no tuvieran valor y les dicen frases como: “Si se van o se quedan me da igual, ya que afuera existen miles de personas desempleadas deseosas de encontrar un empleo” o “Si no están conformes, puedes salir por esa puerta”.

Igualmente, un jefe muestra falta de respeto hacia sus subalternos cuando habla mal de ellos con otros jefes, ya que, tarde o temprano, todos en la oficina o en la empresa se enterarán. En estos casos, no resulta extraño que los empleados afectados renuncien o sencillamente tengan un bajo rendimiento.

Tampoco es conveniente que un jefe llame la atención a un empleado utilizando malas palabras, ya que, de esa forma, también le está faltando el respeto.  Siempre se debe dirigir en un tono profesional.

Clave para ser un buen jefe #2: Delegar Es importante que todo jefe aprenda a delegar, ya que una oficina donde no se archive un papel sin la orden del jefe representa un problema no sólo para la organización que se atrasa en la realización de sus actividades diarias, sino también para los subalternos que se sienten subestimados.

Si bien es cierto que al delegar se corre el riesgo que el colaborador cometa errores, el jefe puede reducir esta posibilidad informando a la persona qué se espera de ella, y cómo lo está haciendo.   Igualmente, el jefe debe fijar metas y retroalimentar sobre el desempeño.

De esta forma los empleados ganarán confianza y serán autosuficientes en la realización de la tarea delegada y, con ello, el jefe se quitará un peso de encima.

Clave para ser un buen jefe #3: Estar atento a sus colaboradores Los jefes no sólo deben estar atentos del desempeño de sus empleados sino también de los detalles como sus cumpleaños, si tienen un nuevo bebé, entre otros, ya que esta actitud ayuda a mejorar la calidad de vida del empleado.

Clave para ser un buen jefe #4: Elogiar de forma correcta Cuando un colaborador ha realizado un buen trabajo, es importante que el jefe lo felicite para que se sienta reconocido y motivado a seguir adelante.

Sin embargo, no es correcto elogiar y luego indicar un error como, por ejemplo, el siguiente caso: “Excelente informe, pero lo entregaste un día tarde”, ya que neutraliza el efecto.

Clave para ser un buen jefe #5: Corregir de forma adecuada Es importante erradicar las conductas negativas que pudiera tener un determinado colaborador de inmediato, ya que si no se hace, es probable que sus compañeros lo copien.  Por ejemplo, si el empleado Juan habla 45 minutos por teléfono con su novia todos los días y su jefe no le llama la atención, es probable que los demás hagan lo mismo.

Clave para ser un buen jefe #6: Mantener una buena comunicación La comunicación es un elemento fundamental en todas las relaciones incluida jefe-empleado.  Se debe evitar en todo momento el “yo creía” o el “yo pensaba”.

Por ello, es importante efectuar reuniones periódicas con el fin de mantener a los colaboradores al día de la información pertinente para la realización de sus tareas.

El proceso de comunicación involucra también el escuchar.  El jefe debe escuchar a sus colaboradores y debe orientarlos para llegar a la solución de diferentes problemas que pudieran presentarse.

Es importante recordar que la comunicación constante y fluida no sólo ayuda al trabajador a sentir que su trabajo es significativo e importante sino también tendrá un impacto positivo en los resultados de la empresa.

Fuente: rrhh-web.com

 

Esto es lo que pasa en tu cerebro cuando cruzas los brazos y las piernas

Corbis-42-28134958

Se ha encontrado que el cerebro está formado en un 10% por neuronas y 90% de células gliales. Las neuronas supuestamente son las "funcionales" del cerebro, mientras que las células gliales eran vistas sólo como células de apoyo, por lo que surge la idea de que sólo usamos el 10% del cerebro.

Investigadores de la Universidad de Wisconsin, aseguran que las células gliales en realidad influyen en las neuronas mucho más lo que se pensaba, lo que significa que nosotros usamos más de un 10% de nuestro cerebro. Pero la pregunta ahora es ¿utilizamos el 100% de nuestro cerebro? No necesariamente, debido a que los seres humanos son seres que les gusta la rutina y la comodidad, (a menudo nos encontramos haciendo las mismas cosas y pensando de la misma manera una y otra vez), significa que sólo usamos las vías neuronales que son familiares y que se han usado antes.

Así que no estamos usando todo nuestro cerebro, sólo la cantidad necesaria para alcanzar patrones y comportamientos que ya se han hecho antes.
Existen personas que siguen pensando que “sólo utilizamos el 10% de nuestro cerebro" haciéndonos pensar que si pudiéramos de alguna manera canalizar el resto del poder cerebral tendríamos una especie de “súper poderes”  o algún tipo de habilidad psíquica. Pero te tenemos una noticia, ésta estadística proviene de estudios muy tempranos sobre el cerebro humano

Se puede lograr la funcionalidad de todo el cerebro, pero se requiere excitar y activar las vías neuronales que podrían ser utilizados raramente. Sabes que existen dos lados en el cerebro: el cerebro izquierdo y el cerebro derecho. Pero lo que quizá no sabes, es que el lado izquierdo de tu cuerpo está regulado por el cerebro derecho y el lado derecho de tu cuerpo está regulado por el cerebro izquierdo.

En el centro de tu cuerpo está la línea media del sistema nervioso central (SNC), y una investigación realizada por  el Dr. Bruce Lipton, de la Universidad de Wisconsin,  asegura que al mover las extremidades a través de esta línea media, el cerebro frente unilateral comience a ayudar a regular su movimiento, es decir, los dos hemisferios cerebrales se activan y funcionando simultáneamente.

Debido a que el hemisferio derecho del cerebro se asocia en gran medida con la emoción y la creatividad y el hemisferio izquierdo está asociado con la lógica, cuando los dos hemisferios se encuentran en sincronía permite lograr un estado de "aprendizaje superior" donde somos capaces de pensar con lógica y la emoción.

Casi cualquier actividad que te exija realizar movimientos cruzando los brazos y las piernas pasando por la línea media del sistema nervioso central, (como yoga o aerobics) serán beneficiosos. Por lo tanto, recuerda tomar uno o dos minutos de tu día, podría darte una nueva perspectiva sobre las cosas que suceden en tu vida.

Fuente: msn.com

Los peores comportamientos que puedes tener en el trabajo

1227630
Foto: Shuttestock


Cuando estás en medio de una jornada de trabajo, debes evitar cosas que pueden influir de manera negativa en tu día

Lo ideal en una empresa es que todos se lleven bien y se comporten de manera correcta. Sin embargo, sabemos que en un día de trabajo no siempre sucede eso. Existen actitudes y comportamientos que poco a poco van siendo perjudiciales para tu imagen laboral, como estos:

- Criticar a las espaldas de alguien

Si tienes algún problema o diferencia con algún compañero de trabajo, lo ideal es hablarlo cara a cara para solucionarlo. Criticar a las espaldas es algo que sin dudas, dañará tu reputación.

- Chismear

Las personas que constantemente están hablando en secreto suelen ser mal vistos por los demás. Que no parezca que estás ocultando cosas al resto de tus compañeros.

1227631Foto: Shutterstock

- Decir que odias lo que haces

Si estás en una empresa trabajando, es porque tú lo quisiste así. Nadie te obligó a hacerlo. Estar hablando mal sobre el lugar que te ayuda a crecer profesionalmente te hace quedar mal.

- Mentir

En caso no hayas hecho algún trabajo que se te encomendó, no intentes inventar excusas. Al final, la verdad saldrá al descubierto y quedarás peor parada. Lo mejor es aceptar tu responsabilidad.

- Comer cosas desagradables

Es normal que de vez en cuando comas un snack como frutas o galletas en la oficina, pero abrir un alimento muy condimentado causará malos olores en el trabajo e incomodará al resto.

- Estar pendiente de los demás

Céntrate en tu propio crecimiento laboral y no estés analizando si algún compañero ascendió o es mejor remunerado. Sigue ayudando en todo lo que puedas y esforzándote al máximo, pues los resultados llegarán.

Fuente: elcomercio - viù

Más artículos...

Página 6 de 73

6

Ingresa tu Currículo

  • Postula a miles de Empleos
  • Recibe ofertas de trabajo por Email
  • Sé parte de la Comunidad Laboral Líder de Iberoamérica

Si ya tienes una cuenta Trabajando Ingresa aquí

button_tbj
button_seleccion
Twitter icon
Trabajando Perú
Cargando..

Empresas

¿Quieres contratar? Portales personalizados y planes que se ajustan a tus necesidades. Selecciona el mejor personal.

Nosotros

Empresa líder en el mercado de reclutamiento y selección de ejecutivos, con tecnología y servicios de primer nivel.

Ayudando.com

Nuestro propio portal de voluntariado como actividad complementaria a su empleo, empresa o fundació

Contáctenos

  • (51-1) 222-6200
  • personas.pe@trabajando.com
  • empresas.pe@trabajando.com

</table