Miércoles, Julio 26, 2017
Aspectos en los que se fijan los reclutadores
Para todo candidato, la entrevista laboral, es una de las etapas más angustiantes. Por eso, es fundamental preparar todos los aspectos y no dejar nada azar. Pero aunque muy preparado estés, siempre existirá la incertidumbre acerca de las preguntas que hará el...
Las palabras que le restan fuerza a tu currículum
Los candidatos deben eliminar frases repetidas y lugares comunes, recomendaron expertos; hasta 70% de los postulantes no pasan el primer filtro por la calidad de su currículum. Los reclutadores cuentan con muy poco tiempo para desechar o seleccionar a partir de...
El trabajo bajo presión, ¿una habilidad sana?
  En más de alguna oferta hemos leído que dentro de los requisitos se encuentra el trabajo bajo presión como una competencia. En la práctica, podemos entenderlo como la habilidad de trabajar bajo condiciones adversas, manteniendo la eficiencia. En la...
El secreto de la empresa en la que todo el mundo quiere trabajar
La revista de negocios 'Crain's' acaba de publicar su listado de las 100 mejores empresas de Nueva York para trabajar. El primer puesto lo ocupa Button, una 'start up' con apenas un año de vida que se dedica al B2B, es decir, a conectar diferentes aplicaciones como...
¿Qué pasa cuando nadie quiere ascender a jefe?
En Estados Unidos, el crecimiento del empleo y los salarios van en aumento, lo que debería ser una señal de que es un buen momento para los negocios "salvo que nadie los quiere gestionar". Sólo un tercio de los trabajadores estadounidenses cree que convertirse en...

Últimas noticias

La entrevista telefónica
Consejos - 24 Julio 2017
Leer más
Cómo elaborar el CV ideal
Consejos - 21 Julio 2017
Leer más
Aspectos en los que se fijan los reclutadores
Consejos - 19 Julio 2017
Leer más
Las palabras que le restan fuerza a tu currículum
Consejos - 18 Julio 2017
Leer más
El trabajo bajo presión, ¿una habilidad sana?
Consejos - 17 Julio 2017
Leer más
El secreto de la empresa en la que todo el mundo quiere trabajar
Consejos - 28 Junio 2017
Leer más
10 de los trabajos más curiosos del Mundo
Mundo - 12 Octubre 2016
Leer más
Juegos de Lógica: Caballo de Atila
Recursos - 12 Octubre 2016
Leer más
¿Qué pasa cuando nadie quiere ascender a jefe?
Consejos - 10 Octubre 2016
Leer más
Multitasking: ¿habilidad o defecto?
Recursos - 19 Septiembre 2016
Leer más
6 Respuestas que necesitas saber en una entrevista
Consejos - 13 Septiembre 2016
Leer más
La moda del Afteroffice en las empresas
Consejos - 16 Agosto 2016
Leer más
¿Estás a punto de renunciar? Checa tus niveles de ansiedad
Consejos - 18 Julio 2016
Leer más
Actitud y prioridades en un nuevo trabajo
Consejos - 12 Julio 2016
Leer más

Ofertas laborales

Lo más leído de la semana

Por qué almorzar frente a la computadora puede ser una mala idea

Corbis-42-22146048


Según un especialista en Psicología, un verdadero descanso a mitad de la jornada atrae nuevas ideas y genera más energías. Las estrategias para hacer de ese break un momento productivo.

Si bien comer sentado frente a la computadora mientras se revisa la casilla de emails es el deseo de muy escasos empleados, el trajín y la acumulación de trabajo diario pueden llevar a que este tipo de prácticas se vuelvan algo cotidiano. Para Josh Davis, investigador del NeuroLidership Institute y especialista en Psicología, un buen uso de la hora de almuerzo puede convertir el cansancio característico de la tarde en energía productiva.

En su último libro, “Two Awesome Hours”, Davis enumera algunas estrategias para que el impasse del mediodía rinda sus frutos en la segunda mitad de la jornada. El autor asegura que una vez que se comienza una tarea, la mente empieza a correr en piloto automático, lo que es difícil de cambiar hasta que se inicie otra. Según Davis, el espacio entre tareas es un buen momento para parar y comer, y así lograr una mayor claridad para saber con qué seguir después.

A su vez, el investigador afirma que aquellas tareas que requieren de una mayor concentración o que nos ponen más emocionales pueden ser agotadoras. Organizar el día en base al tipo de actividades y tareas a completar considerando el tiempo del mediodía como un recreo entre ellas es una buena forma de recuperarse de ese agotamiento.

Para Davis, otro hábito a abandonar es el de combatir las distracciones. El autor aconseja aprender a dirigir la atención, aunque ella se pose por momentos en temas ajenos a los laborales. Según el especialista, estamos diseñados para distraernos y volvernos a enfocar, y combatir con ello “es como pelear contra el océano”. Ser consciente de esto ayuda a volver rápida y efectivamente a lo que se estaba haciendo antes de ser distraído.

Comer en un ambiente distinto al de la oficina o incluso hacer ejercicio en la hora del almuerzo son otros dos tips que Davis recomienda para liberar la conexión de la mente y el cuerpo, y así, trabajar más relajado durante la segunda parte del día.

Fuente: apertura.com

Trabajar menos horas, ¿incrementa la productividad?

Corbis-42-17286658

Andrew Bauer necesitaba encontrar una manera de revitalizar a su equipo de producción.

"Solía tenerlos trabajando hasta nueve o diez horas al día", afirma Bauer, director ejecutivo de Royce Leather en Nueva Jersey (EE.UU.), una empresa que fabrica billeteras, maletas y otros accesorios de cuero.

Pero a medida que sus empleados trabajaban más tiempo, su productividad disminuía.

El año pasado, luego de hacerse cargo de la empresa de su padre, Bauer recortó la jornada laboral de los 15 trabajadores de la línea de ensamblaje reduciéndola dos o tres horas, según el puesto de trabajo. Los trabajadores continuaron recibiendo los descansos tradicionales, incluyendo los 45 minutos para el almuerzo,

La finalidad de Bauer era impulsar la eficiencia, no reducir los sueldos. Antes bien por el contrario, aumentó la remuneración de su equipo en un 15%.

La jornada laboral de siete horas dio sus frutos: la producción aumentó, resultando en un incremento del 10% y 15% en la producción de mercadería por día. Además, añadió, sus empleados (muchos de los cuales han estado en la compañía entre una y tres décadas) valoraron mucho el poder regresar a casa más temprano.

Las jornadas laborales más cortas han sido noticia últimamente, gracias a Gotemburgo en Suecia. El primero de julio, la ciudad adoptó la jornada de seis horas diarias, como parte de un experimento de un año de duración, en el cual algunos empleados del gobierno trabaja menos horas que otros, mientras recibe la misma remuneración.

La idea es que los trabajadores con jornadas laborales más cortas alcancen los mismos objetivos, pero de manera más eficiente y con menos días de licencia por enfermedad. Es una buena idea, pero ¿funcionarán este y otros esfuerzos para reducir el horario de oficina?

El gran experimento de productividad

Varios estudios anteriores, realizados por distintos países con el fin de recortar la jornada laboral, han arrojado resultados contradictorios.

El año pasado, una investigación realizada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), publicada en la revista The Economist, concluyó que cuanto más trabajaban las personas, más disminuía la productividad.

Entretanto una investigación realizada en Corea del Sur, dada a conocer el año pasado por la revista Journal of Happiness Studies, encontró que los empleados valoran los días laborales cortos sólo en la teoría.

En la práctica, los investigadores encontraron que cuando se redujo la jornada laboral en 2004, pasando de 44 horas a 40 (junto con el sábado como día libre oficial), no hubo mejoría en la satisfacción laboral de los empleados o en su felicidad general.

En cambio, si tenían menos tiempo para abordar la misma cantidad de trabajo, aumentaba el estrés. En este caso, pues, resultó que la carga laboral era demasiado alta en relación a las horas de trabajo para uno empleados que ya eran eficientes.

Ya en el año 2005, el consejo sueco de Kiruna puso fin a un mandato de 16 años de jornadas laborales de seis horas para 250 empleados, sosteniendo que el programa costaba demasiado y era demasiado difícil de gestionar.

Según el consejo, la gestión de dos conjuntos diferentes de empleados (uno con jornadas de seis horas y el otro de ocho horas), se había vuelto demasiado complicada. El sitio europeo de noticias The Local también informó que un experimento similar realizado en un hospital de Estocolmo creó resentimientos entre los empleados cuyos horarios no habían sido reducidos.

El éxito de las jornadas laborales cortas tiene más que ver con el tipo de trabajo realizado, la carga de trabajo y la supervisión, que con el país o la empresa que realiza el cambio. Parte del problema es que un horario de trabajo no tiene por qué ajustarse a todos los empleados o a los puestos, dice Cali Williams Yost, una estratega laboral de Nueva Jersey.

"En una economía competitiva a nivel internacional, estos modelos de talle único son díficiles de seguir", afirma Williams Yost, autora del libro "Tweak It: Make What Matters to You Happen Every Day".

Cuando las jornadas laborales cortas no funcionan

Kenny Kline, de MedPreps, puede dar fe de ello. En 2012, recortó la jornada laboral de 20 empleados de tiempo completo que había contratado para redactar preguntas para exámenes de medicina, en tanto que mantenía sus salarios intactos. El experimento de cuatro meses fue un fracaso.

"La cultura de la empresa cambió para peor cuando le dimos a los empleados sólo seis horas al día para idear preguntas de examen en lugar de las ocho horas", señala Kline, cofundador de la compañía con sede en San Louis, Missouri, que vende materiales para la preparación de exámenes médicos en Estados Unidos.

"Definitivamente, la gente trabajaba más duro y obteníamos más de los trabajadores", dice Kline. "Pero no interactuaban entre ellos. Y estaban mucho menos contentos en el trabajo".

Sin mucho tiempo para el almuerzo u otros descansos, la camaradería que alguna vez disfrutó su personal alcanzó un punto muerto. Es más, afirma Kline, al final del día los empleados quedaban demasiado agotados mentalmente.

"La gente se sentía mucho más agotada trabajando seis horas diarias sólo por la intensidad del trabajo", explica.

Bauer, de Royce Leather, puede comprender la necesidad de algunas personas de incrementar el tiempo para aumentar la productividad. Al mismo tiempo que él redujo la jornada de producción de su equipo, les dio a las 20 personas que trabajaban en desarrollo de producto y diseño un incentivo económico y los animó a trabajar 10 horas diarias en lugar de las ocho habituales. La idea era crear y colaborar con las ideas a un ritmo más pausado.

"Sin duda, el mayor tiempo de trabajo ha hecho que la oficina se vuelva un lugar más tranquilo", dice Bauer. "No hay tanto estrés, lo que hace que todos sean más productivos".

Fomentar la flexibilidad

Para que una jornada laboral corta tenga éxito, las empresas tienen que pensar en el cambio del horario de oficina como una guía que pueda ser adaptada para satisfacer las diversas necesidades de los empleados y de los negocios, y no como una regla rígida, afirma Williams Yost.

Por ejemplo, dice, "¿qué pasa con los negocios que se deben realizar justo en un horario en el que el lugar de trabajo está cerrado?".

¿Y qué hay de las empresas cuyos empleados acumulan 40 horas de trabajo cuando en realidad se les paga solo 30 horas para realizar la tarea?

Para Jody Miller Greenstone, cuyo equipo interno de 75 personas incluye personas que han optado por trabajar 10, 20, 30 o 40 horas a la semana (con remuneración acorde), la clave consiste en saber cuánto tiempo toma cada tarea asignada.

"Como gerente, uno debe asegurarse que la gente no trabaje demasiado", dice Greenstone Miller, directora ejecutiva y cofundadora de Business Talent Group, una firma consultora con cinco oficinas en Estados Unidos y clientes en toda Europa, Asia, Australia, América del Norte y América del Sur. "Porque si trabajan demasiado, no terminan quedando satisfechos", dijo ella.

Debbie Carreau, directora ejecutiva y fundadora de Inspired HR Ltd, en Calgary, Canadá, está de acuerdo.

Para evitar "la continuación de la semana laboral" y como ejemplo para las decenas de empresas canadienses y estadounidenses para las cuales trabaja su firma de recursos humanos, el equipo de 12 personas de Carreau se encarga de la mayor parte de su trabajo entre las 09:00 y las 15:00 horas.

Después de eso, el equipo se va a su casa pero se queda de guardia, a menudo respondiendo mensajes de emergencia (una o dos horas por noche) que provienen de clientes con accidentes en el trabajo, problemas de rendimiento y renuncias.

"Las personas no son productivas después de una semana de 37 horas", asegura Carreau. "Más no significa mejor".


Fuente: Michelle Goodman BBC Capital - bbc.com

¿Deberíamos trabajar alguna vez gratis?

Corbis-42-21853985

¿Cuándo se justifica trabajar gratis?

La mayoría de nosotros da por sentado que a los profesionales se les debe pagar lo que valen. Sin embargo, recientemente una explosión de nuevas plataformas de publicación, nuevas tecnologías y dificultades económicas han llevado a empresas grandes y pequeñas a pedir que los expertos trabajen gratis, a cambio de promoción o experiencia laboral.

También te puede interesar: La comunicación no verbal en las reuniones

Por ejemplo, está el caso de las empresas de medios de comunicación. Para empezar, siempre han exigido más por menos a los trabajadores freelance.

Y el problema es ahora más agudo que nunca.

Los blogs, las páginas de internet corporativas y las redes sociales han inundado el panorama de internet y han creado una enorme demanda por contenido barato. Ahora las editoriales online llevan la batuta y exigen incluso más regalos.

Sin embargo, ha habido un contraataque.

La cantante estadounidense Taylor Swift se negó a que Apple permitiera la descarga gratis de su álbum 1989, durante el período de prueba de tres meses que Apple Music ofrece a sus suscriptores. Apple cambió su política y dijo que le pagaría a los artistas durante los períodos de prueba gratis.

¿Te piden trabajar gratis?

Esto es lo que deberías hacer...

  • Date algo de tiempo: no respondas inmediatamente.
  • Utiliza esto como una oportunidad para comunicar lo valioso que eres: imagínate como responderías la pregunta si estuvieses muy solicitado. Envía una factura que diga "Eximido de costo".
  • Usa esto para comenzar una relación con la empresa: si no te pueden pagar, pide que te introduzcan a otras personas en el negocio que tengan presupuestos más grandes.
  • Estudia otras formas de compensación: por ejemplo, si trabajas para una página de internet pide un aviso o un número determinado de clics.

Fuente: Bbc.com / Rhonda Abrams

¿Qué hacer en caso de ser despedido?

Corbis-42-73691806

Un despido es una de las experiencias más dolorosas y traumatizante de la existencia (da igual que éste sea injustificadoo haya sidoel resultado de un comprensible recorte) y es considerado una de las mayores pruebas para la capacidad de salir adelante.

Todo esto se debe a que un despido no sólo afecta el áreaemotiva (sentimiento de rechazo) sino también el aspecto económico más si no se cuenta con otros ingresos.

Aunque la mayor parte de la gente recibe su cesantía cuando menos la espera, en el ambiente pueden advertirse señales de alerta con anterioridad de forma tal que  permiten ir buscando otro empleo.  

Si usted observa que  los compañeros de trabajo y su jefe critican el mismo trabajo que antesalababan, y que se dirigen a usted en un tono hasta despectivo es una malaseñal.

Sin embargo, si el despedido fue repentino y no pudo notar las señales, existen algunos consejos y recomendaciones que ayudan a superar exitosamente esta situación y las cuales proporcionamos a continuación:

  • Converse con su pareja e hijos. Es necesario que hable con su familia, pero evite las discusiones o sentimientos de culpa.  No permita que la depresión se apodere de usted.  Trate de no descuidar su alimentación, apariencia personal, ni a su pareja e hijos, ya que ahora es cuando más los necesitará.
  • Vaya a la iglesia o converse con un cura amigo o con grupos de oración. Es importante que en este período no se reúna con gente negativa sino más bien con personas que le ayuden a fortalecer su espíritu.
  • Prepare una estrategia de acción. Una vez fortalecido tu espíritu, haga una lista de las compañías a las cuales sus conocimientos y experiencia podrían ser útiles. Luego, prepare un resume adecuado.

Le recomendamos que lo ajuste a la clase deempleo a la que aspira. Enfatice en lo que usted sabe hacer bien y en su capacidad de adaptación y aprendizaje permanente.

  • Comuníquese con amistades que puedan recomendarla. Llame a personas que tengan buenos contactos dentro de su línea de trabajo y plantéeles su situación. La forma más efectiva de conseguir un empleo es por medio de una recomendación personal.
  • Cuando le concedan una entrevista, vaya con una actitud positiva. Usted es una vendedora y el producto es usted misma. Muéstrese segura de sus cualidades, preparación y experiencia. El hecho de que la hayan despedido es secundario.

Si siente que su jefe dará malas referencias suyas, procure no mencionar en las entrevistas el empleo anterior.  Si de todas formas sabe que llamarán para pedir referencias, mencione el problema, pero sólo señalando que se "tuvo un pequeño malentendido" y solicite también que pidan referencias adicionales con algún compañero de trabajo o supervisor que sepa que tiene una buena opinión de usted.

Fuente: Rrhh-web.com

Cómo lidiar con un jefe gruñón

Corbis-42-21007511

Creo que son casi una especie en extinción, pero todavía los hay, sobre todo en las empresas grandes. Los jefes gruñones y malhumorados suelen ser un problema, sobre todo si es tu jefe directo y te toca lidiar con él todos los días.

Creo que muchas de mis colegas periodistas me van a entender, sobre todo aquellas que han trabajado en medios de comunicación. ¿Recuerdan al jefe de Spiderman? Bueno, hace unos años tuve que soportar a uno de ellos.

Que gritan, andan súper estresados, no saben tratar bien a su equipo de trabajo, tiene mañas, tics, y lo peor de todo, son los amos y señores del lugar de trabajo, unos verdaderos dioses que no se dan cuenta que hoy las empresas están apostando por integrar a los trabajadores como colaboradores de un proyecto.

¿Qué hacer? Según un artículo del Clarín.com debes: 1. Evitar los choques Es tentador gritar una grosería, ironía, pero no lo hagas! Lo peor es usar un enfrentamiento verbal, sobre todo cuando el ambiente está un tanto caliente. Según el artículo, los reclamos y los enfrentamientos verbales son un grave error: no mejoran la situación y pueden ser mal vistos por jefes de otras áreas. ¿Qué hacer? Sé paciente, no des importancia a sus comentarios desagradables. Procura hacer bien tu trabajo y en cierta medida justificar lo que ha pasado, cuando sea necesario. Tampoco te muestres con poco carácter, o pasarás a ser una atractiva víctima en la cual descargarse. 2. Apuesta por el diálogo Si la situación es la adecuada, pregunta a la persona porqué está malhumorada. Tal vez, está así por cuestiones personales. Tómalo con cautela. Pide que baje el tono de voz y que resuelvan de la mejor manera posible el problema. Escucha y pon atención en sus inquietudes y lo que tal vez quiere que cambies. Avanza en ello siempre que vuelva a suceder y gana su confianza.  Demuéstrale que posees los conocimientos en tu área y puede confiar en ti siempre.

Y tú ¿Has lidiado con un jefe gruñón?

Fuente: Fucsia.cl

Más artículos...

Página 9 de 73

9

Ingresa tu Currículo

  • Postula a miles de Empleos
  • Recibe ofertas de trabajo por Email
  • Sé parte de la Comunidad Laboral Líder de Iberoamérica

Si ya tienes una cuenta Trabajando Ingresa aquí

button_tbj
button_seleccion
Twitter icon
Trabajando Perú
Cargando..

Empresas

¿Quieres contratar? Portales personalizados y planes que se ajustan a tus necesidades. Selecciona el mejor personal.

Nosotros

Empresa líder en el mercado de reclutamiento y selección de ejecutivos, con tecnología y servicios de primer nivel.

Ayudando.com

Nuestro propio portal de voluntariado como actividad complementaria a su empleo, empresa o fundació

Contáctenos

  • (51-1) 222-6200
  • personas.pe@trabajando.com
  • empresas.pe@trabajando.com

</table