10 cosas que un jefe NUNCA debe decir
Viernes, 24 de Octubre de 2014 00:00

jefe-no-dice

"La diferencia entre la palabra casi correcta y la palabra correcta realmente es un gran asunto; es la diferencia entre la luciérnaga y el rayo”, escribió Mark Twain.

Te guste o no, las palabras que utilizas pueden afectar gravemente tu capacidad de lograr el éxito. Y eso es especialmente verdadero para los líderes.

"Los líderes más exitosos pueden articular la misión de su organización y expresarla en formas que inspiran a otros a lograrla”, dice Darlene Price, presidenta de Well Said, Inc., y autora de Well Said! Presentations and Conversations That Get Results.

"Aunque otros rasgos, comportamientos y habilidades se necesitan para el liderazgo, este está al principio de la lista”.

Dice que los grandes líderes adoptan el poder del discurso.

"Entienden el impacto de la palabra hablada y cómo afecta las mentes y corazones de las personas”.

Por esta razón, normalmente utilizan frases positivas y efectivas cunado hablan con su equipo, como: “Aquí está nuestra misión”, “tu papel es críticamente importante porque…”, “me gustaría saber qué piensas”, “¿cómo puedo ayudar?”, “juntos podemos…”, “felicidades” y “gracias”.

"A la inversa, hay ciertas palabras hirientes y frases que los líderes nunca dirían”, explica Price.

Aquí están 10 de ellas:

"Soy el jefe”.

"Al anunciar este hecho, lo invalidas”, dice Price. “Como exprimera ministra de Reino Unido, Margaret Thatcher alguna vez dijo, ‘el poder es como ser una dama. Si tienes que decirle a las personas que lo eres, entonces no lo eres’”.

Declarar tu título implica una actitud que dice, “sin dudas. Sin argumentos. Haremos las cosas a mi manera”.

"Los grandes líderes son seguidos y admirados, mientras que los dictadores son temidos y despreciados”, dice Price. “Por supuesto que eres el jefe, pero decirlo no lo hace. En su lugar, usa tu poder para empoderar a otros. Pregunta, ‘¿qué necesitas para ser exitoso?’ o ‘¿qué puedo hacer para ayudar?’”.

"No es mi culpa”.

Los mejores líderes se responsabilizan de sus acciones. No señalan a nadie, ni crean excusas ni le echan la culpa a otros. “Aunque a nadie le gusta sentir culpa, un gran líder absorbe el golpe, demuestra responsabilidad y lleva al equipo hacia una solución”, dice. “En lugar de culpar a la administración previa, la antigua administración, otros departamentos o a la economía, dice ‘hablemos sobre lo que vamos a hacer para asegurar el éxito’”.

Como dijo Henry Ford, “no encuentres la culpa, encuentra un remedio”.

"Lo haré yo mismo”.

El liderazgo no es un acto solitario, explica Price. “Esta actitud se refiere notablemente al hábito ‘hazlo tú mismo’ (DIY), que puede ser bueno para mejorar la casa pero no para mejorar el liderazgo. Mientras más alta pongas la escalera corporativa, menos haces personalmente como contribuidor individual; mientras hagas más a través y para otros”.

Dice que la meta es poner a las personas correctas en los lugares correctos y permitirles que tengan éxito.

"Ya lo sé; pensé en todo”.

Como dijo alguna vez el legendario entrenador de basquetbol, John Wooden, “es lo que aprendes después de conocer todo lo que cuenta”.

“Evita descartar o descontar la aportación de otros con una actitud presumida”, dice Price. “Incluso si no lo sabes, permanece enseñable. Cuando recibes y valoras la inteligencia y contribuciones de los empleados, los haces verse bien y sentirse inteligentes”.

"El fracaso no es una opción”.

"Este lema puede funcionar como el credo del Centro de Control de Misiones de la NASA y el título de la autobiografía de Gene Kranz”, dice Price. “Sin embargo, cuando un líder pronuncia esta frase en los negocios, a menudo es interpretada como ‘no se permiten errores’”.

Esta actitud inflige miedo en los seguidores, frena la creatividad e inhibe la innovación. Los grandes líderes permiten; incluso alientan, a las personas a fallar hacia delante; a convertir los errores en bloques para construir, los accidentes en trampolines. “Es por eso que Thomas J. Watson, fundador de IBM, aconsejó, ‘el camino para tener éxito es duplicar tu tasa de fracaso’. O como dice Arianna Huffington, ‘el fracaso no es el opuesto del éxito; es parte del éxito”.

"Así no es como lo hacemos aquí”.

Los líderes exitosos son apasionados de la innovación; encontrar una forma mejor de hacer algo.

“De hecho, Steve Jobs dijo, ‘la innovación distingue entre un líder y un seguidor’. Por esta razón, los mejores líderes valoran a los empleados que demuestran pensamiento creativo, flexibilidad y habilidades para resolver problemas”, explica Price.

"Estas frases, de un solo golpe, revelan que eres lo opuesto: atrapado en el pasado con pensamiento antiguo, inflexible y de mente cerrada”.

Incluso si no estás de acuerdo con la idea de alguien, en su lugar di, “wow, esa es una idea interesante. ¿Cómo funcionaría eso?” o, “ese es un enfoque diferente. Discutamos los pros y contras”.

"Quiero resultados, no relaciones”.

Los grandes líderes saben que los resultados se producen a través de las personas, lo que requiere construir relaciones fuertes con empleados, líderes, clientes, socios de negocio, vendedores y otras partes clave. “Así como aparece en el diccionario, las relaciones vienen antes que los resultados”, dice Price.

"No me importa si no es ético. Si no es ilegal, hazlo”.

Los grandes líderes no alientan ni condonan el comportamiento corrupto y no ético por el bien de lograr metas financieras u organizacionales. “El ‘fin justifica los medios’ no es excusa para decepción deliberada, desprecio de las políticas de la empresa, incumplimiento y actos ilícitos”, dice Price. “En su lugar di, ‘haz lo correcto’”.

Como señaló Abraham Lincoln, “casi todos los hombres pueden soportar la adversidad, pero si quieres probar el carácter de un hombre, dale poder”.

"No me traigas malas noticias o sorpresas”.

Decir esto no hace que las malas noticias y sorpresas desaparezcan; solo significa que las personas esconden una bomba de tiempo bajo la alfombra. “Los grandes líderes quieren conocer los problemas que necesitan atención inmediata; por lo tanto, dicen ‘si hay malas noticias o sorpresas, quiero ser el primero en saberlo’”.

Price dice, “crean un ambiente en el que se espera que las personas planteen los problemas tan pronto como aparecen, en lugar de esconderlos. Como el exsecretario de estado de Estados Unidos, Colin Powell, dijo a su equipo, ‘las malas noticias no son como el vino. No mejoran con el tiempo’”.

"Tienes suerte de tener un trabajo aquí”.

Esta declaración destruye el impulso y asesina la moral. Implica que haces un favor al emplearlos y tienen una deuda por el privilegio de trabajar para ti. “Depende del empleado decidir si eso es verdad”, dice. En lugar intenta algo como “somos afortunados de tenerte en nuestro equipo”.

Price dice que un común denominador de los grandes líderes es que sus palabras y acciones inspiran a otros a “soñar más, aprender más, hacer más y ser más”, como dijo John Quincy Adams.

 
Pausas activas generan ambientes favorables
Jueves, 23 de Octubre de 2014 00:00

el sedentarismo n la oficina

El agotamiento físico y mental que produce el trabajo en las personas afecta no tan sólo su salud, sino que además disminuye el rendimiento

El sedentarismo es un problema cada vez más común en las oficinas, ya que aumenta las enfermedades cardiovasculares, así como también la fatiga muscular y el estrés, no es para menos si permanecen sentados frente a un computador alrededor de 8 horas diarias.

E necesario crear pequeñas pausas que permitan romper con la rutina y generar descansos periódicos que aumenten la creatividad y productividad durante la jornada laboral.

Varias empresas han optado por una alternativa muy eficiente, las “pausas activas”. Estas actividades físicas y mentales se realizan en breves espacios para que las personas recuperen energía y tengan un desempeño eficiente.

Si Tu Trabajo O Tu Vida Diaria Involucra Sentarse, Deberías Ver Este Clip De 3 Min :


 

 

Ernesto Velarde, country manager de Trabajando.com Perú, señala que “para revertir el cansancio mental y físico es necesario realizar pausas que permitan recuperar fuerzas y que a la vez mejore nuestra postura y active los músculos”.

Algunas empresas han optado por clases de yoga o incluso baile entretenido. Pero se recomienda que estas actividades no duren más de 30 minutos y tengan una periodicidad entre 2 a 3 veces a la semana.

Sin aún no existe este tipo de actividades en tu empresa, a continuación, Trabajando.com te recomienda algunos ejercicios que puedes realizar fácilmente en tu oficina con cualquier vestimenta.

sedentarismo-01Cuello:

Con ambas manos, masajea los músculos posteriores del cuello. Haz lo mismo en tus hombros. Realiza este ejercicio por 15 segundos.
Lleva la cabeza suavemente al lado izquierdo y luego hacia el lado derecho. Realízalo durante 20 segundos.

sedentarismo-02Manos:

Estira tus manos y luego cierra los puños. Luego, elonga tus muñecas como se muestra en la imagen. Mantén cada movimiento por 5 segundos.

 

sedentarismo-03Espalda:

Entrelaza las manos por encima de tu cabeza y estira tu cuerpo suavemente, manteniendo la espalda recta y levantando tu pecho hasta sentir una leve tensión. Sostén por 20 segundos.

 

sedentarismo-04Piernas:

Ponte de pie, separa las piernas al ancho de los hombros, con la espalda derecha y los brazos en la zona de los riñones, inclínate lentamente hasta el suelo y luego levántate lentamente. Realiza 3 series durante 15 segundos cada una.

 

Velarde agrega que “estas pausas, además de beneficiar nuestra salud física y mental, permiten crear momentos de esparcimiento que mejoran las relaciones interpersonales, la comunicación y el trabajo en equipo”

 

 
Cinco formas de causar una muy buena impresión
Jueves, 23 de Octubre de 2014 00:00

 causar-buena-impresion

Consciente o inconscientemente muchas personas hacen juicios de valor acerca del profesionalismo, el carácter y las competencias de otros basados en las primeras impresiones.

En la medida que se evalúan potenciales socios de negocios o funcionarios para su organización, empleados y conocidos personales en su primer encuentro con ellos, otros lo juzgarán a usted y su negocio por cómo se comporta.

Según el portal Pymex, estos cinco tips le ayudarán a garantizar una gran primera o última impresión sin importar la circunstancia:

1. Prepárese de antemano
La preparación reduce la ansiedad y le ayudará a mostrar mayor autoridad. Si hace su tarea tendrá una mayor ventaja sobre su competencia. Antes de una importante entrevista, aprenda todo lo que pueda sobre su potencial cliente y su estrategia de negocio. Familiarícese con la industria en la que esté trabajando y repase actuales eventos.

Visite la página web de la compañía y entérese un poco más sobre la historia de la empresa, personal y eventos recientes. Cuando se toma el tiempo para prepararse lucirá más un tanto más interesado y muy conocedor, cualidades que lo ayudarán a causar una buena impresión

2.Fíjese quien asistirá a la reunión
Para ir más allá, chequee quienes serán los organizadores de la reunión a fin de conocer a los actores que estarán presentes en ella. Memorice el nombre de cada persona de modo que sea capaz de ubicar a cada uno durante la reunión.

También pude buscar a cada uno en LinkedIn y conocer más sobre cada uno de ellos y su background así como hobbies e intereses. Si encuentra que tiene algo en común con ellos, use esto como una manera de romper el hielo e inicie una pequeña conversación antes de atacar el tema principal de la entrevista.

3. Llegue unos minutos antes
Es importante ser puntual y sobre todo cuando llegue a tiempo, el mensaje que enviará será el de una persona responsable, capaz y respetuoso del tiempo de otros.

Esos minutos extra le darán la oportunidad de ir al tocador, revisar su apariencia y ganar compostura antes de caminar hacia el importante encuentro. Siempre programe un tiempo extra por el tiempo de viaje, el tráfico, el clima o para encontrar un sitio de estacionamiento.

4.Vístase para el éxito
Una apariencia profesional realzará su marca personal. No tiene que comprar trajes costosos para lucir bien, sólo elegir y saber combinar las mejores prendas de su armario. Siempre vístase para la comodidad de su cliente y no la suya.

Por ejemplo, si tiene una reunión importante con un grupo de banqueros, un traje oscuro es más apropiado.

5.Ofrezca un firme apretón de manos
En muchas culturas, un sólido apretón de manos simboliza mucho. Dicho apretón debe ser caluroso, amigable y sincero, de lo contrario puede conllevar a una impresión negativa.

Párese cuando sea presentado a otra persona y estire la mano, ello muestra respeto hacia usted y la otra persona. Recuerde sonreír y hacer contacto visual mientras da la mano.

Y usted, ¿cuáles de estos consejos emplea con mayor frecuencia en sus encuentros de trabajo?

 

Fuente: Gestion.pe

 
¿Cómo combatir el mal ambiente laboral?
Lunes, 20 de Octubre de 2014 00:00

clima-laboral

Personaliza tu espacio de trabajo. Pon fotos de tus vacaciones, novio, amigos, familiares y elementos que te motiven y animen

El clima laboral, es uno de los temas más relevantes en el trabajo, ya que de él depende en gran medida el rendimiento y la productividad de las personas. Un mal ambiente genera malos estados de ánimo en los trabajadores, alta rotación, estrés laboral, aumento de los índices de errores y escaso compromiso con las labores.

De ahí la constante búsqueda de las empresas por establecer ambientes que favorezcan el buen clima laboral y que permitan que las personas den lo mejor de sí en sus labores. Para esto, los principales aspectos que hay que considerar son: el espacio de trabajo, el tipo de liderazgo de los jefes, el trabajo en equipo y las conductas de los trabajadores.

Existen trabajos que son estresantes por su propia naturaleza, como la medicina o la abogacía, sin embargo, esto no necesariamente debe significar un mal ambiente laboral. Los indicios que te encuentras en uno de ellos son:

  • En tus días libres, piensas constantemente en el trabajo.
  • Tus compañeros comienzan a migrar a la competencia.
  • Escasa innovación en los procesos.
  • En actividades recreativas, existe muy poco interés por participar.
  • Escasa comunicación entre el jefe y su equipo.
  • Alto ausentismo.
  • Las decisiones de las jefaturas se contradicen entre sí.
  • Personas con cuadros de estrés.
  • Reiteradas situaciones de conflictos

Si estás trabajando en un ambiente laboral contaminado, a continuación te damos unos tips para combatirlo.

  • Mantente al margen de los rumores y conflictos de tus compañeros. Es mejor no emitir comentario en favor de ninguna parte, recuerda que en estos ambientes, cualquier opinión puede jugarte en contra.
  • Personaliza tu espacio de trabajo. Pon fotos de tus vacaciones, novio, amigos, familiares y elementos que te motiven y animen.
  • Lleva tus audífonos y escucha música, esto te ayudará a olvidar problemas y te aislará.
  • Haz bien tu trabajo. Concéntrate en hacerlo cada día mejor, recuerda que ese es tu objetivo diario, además por esa razón estás ahí.
  • Cambia tu enfoque, ve las cosas buenas de tu trabajo. Piensa en las cosas buenas de tus labores, qué has aprendido, personas que hayas conocido, etc.
  • Cuando se termine la jornada, realiza una actividad que te desconecte por completo.
  • Enfrenta los conflictos, pero sin atacarlos, sino tratando de solucionarlos.

Ernesto Velarde, country manager de Trabajando.com Perú señala que, “para que un trabajador de lo mejor de sí, es necesario que tenga las condiciones adecuadas, pero no basta con capacitarlo y entrenarlo, también debe sentirse cómodo con sus compañeros y sobre todo con sus jefes”.

 

 
Qué buscan las empresas en los jóvenes
Miércoles, 15 de Octubre de 2014 00:00

jovenes-empresas

Según la OIT, el mundo enfrenta una crisis de desempleo cada vez más grave; 73 millones de jóvenes en el mundo están buscando trabajo y tienen tres veces más probabilidades que los adultos de quedar desempleado.

Así, advierten sobre el riesgo de una generación de trabajadores jóvenes “marcada” por cuatro características: alto desempleo, creciente inactividad, inestabilidad laboral y un aumento de trabajadores pobres en el mundo desarrollado.

De ahí la necesidad de crear aspectos diferenciadores, de manera que no sólo logres demostrar que encajas perfectamente con las necesidades de la empresa, sino que convencer que eres un valor agregado para su compañía.

La revista Forbes, elaboró una lista de las habilidades y competencias más requeridas durante el año 2013 por los reclutadores, desde los conocimientos básicos, sin importar el rubro, hasta las habilidades blandas que no se pueden incluir ni demostrar en un currículum. Algunas de ellas son:

1.    Pensamiento crítico: el razonamiento y la lógica son fundamentales para identificar las debilidades y las fortalezas de cualquier propuesta.
2.    Resolución de problemas: a la hora de solucionar dilemas complejos, se aprecian las decisiones rápidas y útiles, que verdaderamente logren erradicar los inconvenientes.
3.    Toma de decisiones: evaluar los puntos a favor y en contra de potenciales acciones, prefiriendo aquellas que sean más apropiadas y beneficiosas, ayuda a la prosperidad y productividad de las empresas.
4.    Escucha activa: el trabajador debe darle toda su atención a lo que los demás dicen, tanto clientes como compañeros, tomándose el tiempo necesario para comprender lo que plantean y para formular las preguntas adecuadas.
5.    Computación: en la actualidad el manejo básico de computación es requerido en cualquier puesto de trabajo, ya que es la principal herramienta de trabajo.
6.    Matemáticas: conocimientos de aritmética, álgebra, cálculo, estadística y su aplicación suelen ser solicitados en empresas del rubro tecnológico que manejan grandes conjuntos de datos.
7.    Monitoreo: mantener un seguimiento del desempeño propio y el ajeno puede colaborar en la mejoría del rendimiento y ayudar a implementar acciones correctivas.
8.    Programación: conocer los lenguajes informáticos puede ayudar a la hora de configurar programas informáticos con variados propósitos, según las necesidades de la empresa.
9.    Ventas y marketing: aunque la compañía no se dedique a la venta de productos, siempre es útil que los empleados sepan cómo manejar la imagen empresarial y cómo posicionar en el mercado el servicio que le brindan a la comunidad.

Otras habilidades sociales necesarias para fomentar el buen clima laboral:
•    Empatía
•    Interrelación con otros
•    Persuasión
•    Capacidad de comunicación

El inglés, una lengua global

La globalización ha generado que las empresas se topen con un gran obstáculo en sus procesos, la comunicación. La diferencia cultural puede dificultar la interacción con los demás países, por eso, uno de los requisitos del perfil profesional que ha aumentado en el último tiempo, es el manejo de una segunda lengua, en la mayoría de los casos el inglés.

Cuando escuchas a los profesores decir que el inglés será muy útil para tu carrera, no es un cliché. Cada vez son más las empresas que se están expandiendo y abren oficinas en el extranjero, y esta lengua es el idioma global que suele utilizarse para lograr comunicarse.

El inglés es el idioma predominante en el mundo entero, es lengua materna de más de 300 millones de personas y como segunda, es aún más. Sin embargo, el idioma que debes estudiar va a depender de la actividad en la que desees desenvolverte.

“El inglés ha pasado a convertirse en un vínculo de unión entre las culturas, y aún más importante, entre los negocios. No importa la profesión que tengas o el rubro en el que te desenvuelvas: médico, periodista, publicista, ingeniero, profesor/a, para tener éxito en tu carrera, el manejo de este idioma será esencial”, señala Ernesto Velarde, country

 
Elementos de la competitividad
Lunes, 13 de Octubre de 2014 00:00

competitividad

Las empresas ya no sólo buscan profesionales con conocimientos técnicos y responsables, encontrar al candidato ideal tiene muchas más exigencias. El mercado busca a profesionales integrales, un abogado que sepa de matemáticas, un ingeniero que entienda de Marketing o un periodista que posea conocimientos de programación.

Cuando hablamos de elementos competitivos, no hacemos alusión a competir contra otra persona, sino más bien a las aptitudes, conocimientos y destrezas necesarias que logran diferenciarte de los demás.

Para eso, debes reconocer y estimular aquellas cualidades que has logrado obtener y que son un valor agregado para el mercado.

Actualmente las compañías priorizan aquellas habilidades sociales y emocionales que permitan desenvolverse con otras personas. Algunas de las más comunes son la capacidad de trabajar bajo presión, el espíritu de colaboración y la inteligencia emocional para comprender las necesidades propias y de los demás.

Lograr ser un referente, también es un elemento importante de la competitividad, porque fortalece nuestra imagen, y por tanto, nos hace aún más atractivos para las empresas.

A continuación, te damos algunas recomendaciones necesarias para convertirte en un profesional competitivo.

1.Definir objetivos: esto es lo primero que debes hacer para lograr tus metas. Pero es importante que sean alcanzables y dentro de un tiempo determinado. Algo que te ayudará con esta pregunta, es tener claro cuáles son tus objetivos profesionales y fortalezas (habilidades que puedan ser una ventaja competitiva). Por ejemplo, antes de terminar el año realizar un curso de programación computacional.

2.Desarrolla tu marca personal: identifica tus fortalezas y debilidades y trabaja en ellas. Recuerda que cada uno de nosotros tiene un sello que nos diferencia del resto y en un mercado tan competitivo, es necesario que sepas vender aquellos atributos que te hacen único.

3.Amplía tu campo laboral: no limites tu rubro. Recuerda que de todos los sectores puedes adquirir competencias y habilidades importantes para tu formación profesional.

4.Capacítate: realiza cursos y asiste a seminarios, en la era de la información, los conocimientos y las formas de hacer las cosas se van actualizando rápidamente. Recuerda que tu formación debe ser lo suficientemente competitiva como para ser atractiva para el mercado.  

5.Mantén actualizado tu currículum: ser competitivo también implica mantener actualizado tu currículum. Para los empleadores, un CV desactualizado, pierde valor e inmediatamente queda fuera del proceso de selección.


“Hace varios años atrás, tener una carrera universitaria era suficiente para ser competente en el mercado. Sin embargo, actualmente, cada día son más los profesionales que cuentan con un diplomado, un MBA o saben un segundo idioma, con el objetivo de tener una formación que los destaque del resto”, señala Ernesto Velarde, Country manager de Trabajando.com Perú.

“Otro elemento importante dentro de la competitividad, es la marca personal, ya que es un concepto que apunta a explotar lo mejor de nosotros y a venderse de la mejor forma, resaltando las características más relevantes”, agrega Velarde. manager de Trabajando.com Perú.




 
Errores más comunes en el CV
Viernes, 03 de Octubre de 2014 00:00

 errores-cv

En el currículum es muy fácil cometer errores Pero una vez ya leído por el empleador es muy difícil reparar el daño. Expertos aseguran que las faltas más frecuente es la desorganización de la información, seguido por las faltas ortográficas.

El currículum es tu carta de presentación a la hora de buscar trabajo, es con él que captas o no la atención del reclutador. De ahí la importancia que no falten datos y que la información se presente de manera clara y atractiva.

Posiblemente hayas hecho un CV que describe todos tus conocimientos, competencias y experiencia, pero quizás esta información no está bien estructurada, y basta tan sólo un detalle así, para que las empresas te cierren las puertas. Para que eso no te suceda, revísalo bien y asegúrate de no cometer los siguientes errores:

Errores más comunes:

  • Incluir certificados de estudio o de notas.
  • Incluir cartas de recomendación.
  • Incluir referencias, éstas se entregan en la entrevista si te las solicitan.
  • Usar pronombres como yo, nosotros o ellos.
  • Información personal (gustos, salud, afiliaciones políticas o religiosas).
  • Dejar “lagunas” de tiempo.
  • Ser extenso.
  • Usar muchos términos técnicos.
  • Incluir fotografía (esto ya no se usa).
  • Usar un diseño muy “original” con demasiados colores

 

“Un CV inteligentemente elaborado es aquel que sabe destacar los aspectos más importantes de la vida laboral y formación de una persona. El currículum es un resumen, y como tal, debe reunir todas las características de uno”, señala Ernesto Velarde, country manager de Trabajando.com Perú.

 

Entonces, ¿Cuál es el mejor formato para escribir un Currículum? No existe un único modelo, pero sí aspectos básicos que debes considerar siempre:

No puedes olvidar:

  • El CV debe ser claro, legible y estructurado.
  • Debe tener tres secciones: tus datos personales, aspectos importantes de tu educación y formación, y tus experiencias y proyecciones laborales.
  • Te recomendamos no utilizar muchos términos técnicos, dificultan la lectura del CV.
  • No inventes actividades profesionales u extra-profesionales, los reclutadores lo notan rápidamente.
  • Aunque tengas una gran experiencia trata que tu CV esté en una página.
  • El CV no es una biografía. Escribe únicamente las experiencias que consideras importantes.
  • Trata de ser creativo en la presentación.

 

“Es comprensible, que después de haber pasado varios minutos en la elaboración de nuestro CV, no veamos algunos errores ortográficos. Por eso, un buen ejercicio es pedirle a otras personas que lo lean y revisen, esto ayudará a visualizar aquellas faltas que no has podido darte cuenta”, agrega Velarde.

 

“Es comprensible, que después de haber pasado varios minutos en la elaboración de nuestro CV, no veamos algunos errores ortográficos. Por eso, un buen ejercicio es pedirle a otras personas que lo lean y revisen, esto ayudará a visualizar aquellas faltas que no has podido darte cuenta”, agrega Velarde.

 
Los errores más comunes al redactar un e-mail
Lunes, 15 de Septiembre de 2014 00:00

errores-email

El e-mail, es una herramienta infaltable dentro de las empresas, ya que facilita la comunicación y optimiza los procesos, permitiendo que la distancia no sea un obstáculo y que varias personas, al mismo tiempo, sean informadas y puedan tomar decisiones de manera casi inmediata.

El correo electrónico en el contexto del trabajo, se ha transformado en una herramienta formal, que permite dejar constancia de solicitudes y/o acuerdos que se establezcan. Pero comunicarse por este medio, no tan sólo basta con escribir lo que pensamos o requerimos, pues una idea mal redactada puede causar malos entendidos, retrasar procesos y hasta afectar la productividad.

Muchas veces resulta más difícil dominar correctamente la comunicación escrita que la verbal. De ahí la importancia de preocuparse de aspectos como la redacción y ortografía. Recuerda que el e-mail muchas veces es el único punto de encuentro entre los destinatarios, y una palabra mal escrita o la falta de formalidad puede dejar ver tu lenguaje precario y la falta de rigurosidad profesional.

Trabajando.com te entrega una lista de los errores más comunes al redactar un e-mail, así en tu próximo correo estarás consiente de las faltas que estás cometiendo.

 

  1. Pasar por alto el saludo o la despedida: si olvidas el saludo, comenzaste de pésima forma una negociación o solicitud, porque da la sensación que tu actitud es muy severa y estricta. Algo similar ocurre con el cierre, omitirlo resulta déspota y poco respetuoso para el receptor.
  2. Excesivamente pomposo: hasta aquí está claro que el saludo y despedida son dos principios básicos, pero recuerda que todo está en el equilibrio. No exageres con tecnicismos ni formalismos, esto puede alejar al receptor en vez de acercarlo.
  3. Mantén la formalidad: por mucha confianza que haya con el receptor, recuerda que están en el trabajo y todos los e-mails son un respaldo para los procesos o decisiones laborales. Conserva la formalidad que exige un contacto profesional y la accesibilidad de un lenguaje cercano.
  4. Reglas ortográficas: descuidar las reglas ortográficas deja al descubierto el nivel educacional de las personas y la falta de dedicación. Mantener una excelente ortografía, es sinónimo de calidad y credibilidad como profesional.
  5. Entrar en detalles personales: cuando debas justificarte por algún motivo personal, sólo acótalo a eso, pero no entres en mayor detalle, a nadie le importa si peleaste con tu marido o que tu hijo le dio un berrinche. Los asuntos profesionales deben ser resueltos de igual modo.
  6. Resolver conflictos laborales: todos los roces o conflictos deben ser resueltos cara a cara, este medio sólo logrará que los malos entendidos aumenten y generen un mal clima.
  7. Responder con copia a todos: que un correo vaya dirigido a varias personas no necesariamente significa que debas copiar a todos con tus respuestas, sólo en caso que sea un tema que todos deben resolver en conjunto, lo debes hacer. En los correos de trabajo es importante que no haya un historial enorme de un solo correo.
  8. Escribir todo en la misma línea: se entiende que los mensajes de trabajo se escriben con la intención de abordar varios temas en un envío, por eso debes cambiar de línea cuando cambies de tema, incluyendo el saludo. El contenido es más claro para el receptor y además, esto resulta más fácil de recordar, ya que es una forma de ir enumerando las solicitudes que vas realizado.
  9. Usar abreviaturas o emoticones: en ocasiones el emisor quiere que el receptor entienda que está satisfecho o conforme con una decisión tomada y añade una cara feliz al texto. Esto resta seriedad al contenido y dan una mala imagen de la persona que se encuentra al otro lado de la pantalla.

Ernesto Velarde, country manager de Trabajando.com Perú, señala que “cada día dedicamos más tiempo para leer, responder y darle seguimiento a una inmensa cantidad de correos, de los que muchos, son copias innecesarias o con falta de información, lo que ha llegado a una situación que más que ahorrar tiempo, nos quite tiempo”.
“Por eso, algunas empresas han optado por chat internos, donde puedan resolver instantáneamente los problemas y sólo utilizar el correo electrónico en los procesos rigurosos que necesiten respaldo y formalidad” agrega Velarde.

 
10 cosas que hacen los jefes excepcionales
Miércoles, 20 de Agosto de 2014 10:19

jefe extraordinario con sus empleados

La red laboral online LinkedIn explica las características que hacen a algunos jefes tan especiales para sus actuales y ex empleados. ¿Es usted un jefe excepcional o recuerda haber trabajado para alguien así?

Los buenos jefes tienen habilidades de organización. Los buenos jefes tienen habilidades para tomar decisiones clave. Los buenos jefes consiguen cosas importantes.

Los jefes excepcionales hacen todo lo anterior y mucho más. (Y nos acordamos de ellos para siempre.) Obviamente, ellos se preocupan por su empresa, clientes, vendedores y proveedores; pero lo más importante, ponen algo más de atención en las personas que trabajan para ellos.

Y es por eso que son tan escasos. Según un artículo publicado por la red social de profesionales LinkedIn, estas son las diez cosas que los jefes extraordinarios dan a cada empleado:

 

  • Autonomía e independencia. 
    Las grandes organizaciones se basan en la optimización de procesos y procedimientos. Aún así, ninguna tarea merece un enfoque exageradamente gestionado, ni siquiera la industria manufacturera.
    El compromiso y la satisfacción se basan en gran medida en la autonomía y la independencia. “Me importa cuando es mío”. “Me preocupo cuando estoy a cargo y me siento capaz de hacer lo correcto”.

    Además, la libertad engendra innovación: incluso las posiciones fuertemente orientadas a los procesos tienen lugar para diferentes enfoques. (Seguimos con el ejemplo del sector manufactura.) Siempre que sea posible, dé a sus empleados la autonomía e independencia para trabajar en la forma en que mejor rinden. Cuando lo hacen, casi siempre encuentran la manera de hacer mejor su trabajo de lo que imaginaban posible.....
  • Normas claras.
    Si bien cada trabajo debe incluir un cierto grado de independencia, cada empleo también necesita normas básicas de cómo manejar ciertas situaciones específicas.

    Pocas cosas son más estresantes que no saber lo que se espera de un día para otro. Por ejemplo, criticar a un empleado por ofrecer hoy un descuento a un cliente furioso cuando el descuento duraba hasta ayer significa que no hubo una buena comunicación.

    Cuando un jefe excepcional cambia una norma o directriz, él o ella comunica estos cambios con anticipación; y cuando es posible, debe tomarse el tiempo para explicar por qué tomó la decisión y lo que espera en el futuro.
  • Objetivos significativos.
    Casi todo el mundo es competitivo; a menudo los mejores empleados son muy competitivos – sobre todo con ellos mismos. Objetivos significativos pueden crear un sentido de propósito y añadir un poco de sentido a las tareas más repetitivas.

    Además, los objetivos son divertidos. Sin una meta significativa a qué apuntar, el trabajo es solo trabajo. Y a nadie le gusta el trabajo.
  • Un verdadero sentido de propósito.
    A todo el mundo le gusta sentirse parte de algo grande. Todo el mundo ama sentir esa sensación de trabajo en equipo y espíritu de cuerpo que convierte a un grupo de individuos en un verdadero equipo.

    Las mejores misiones implican la realización de un impacto real en las vidas de los clientes a los que sirve. Un jefe excepcional deja que sus empleados sepan lo que quiere lograr para su negocio, sus clientes, e incluso para su comunidad. Y si es posible, los deja crear un par de misiones por su cuenta. Sentir un verdadero propósito comienza con saber qué le importa a uno y, más importante, por qué le importa.
  • Oportunidades para brindar un aporte significativo.
    Los empleados que están comprometidos con su trabajo siempre tienen ideas nuevas. Ante esta situación, los jefes pueden tomar en cuenta sus sugerencias o simplemente escucharlas sin mayor consideración, esto último podría desmotivar el compromiso de los más entusiastas colaboradores.

    Es por eso que los jefes excepcionales dan la mayor cantidad de facilidades para que los empleados ofrezcan sugerencias. Hacen preguntas clave. Se muestran gentiles. Ayudan a los empleados a sentirse cómodos de proponer nuevas maneras de hacer las cosas. Cuando una idea no es factible, siempre se toman el tiempo para explicar por qué.

    Los grandes jefes saben que los empleados que hacen sugerencias se preocupan por la empresa, por lo que se aseguran que ellos sepan que su aporte es valorado y apreciado.

  • Un verdadero sentido de conexión.
    Cada empleado trabaja por un sueldo (de lo contrario trabajarían como voluntarios), pero la mayoría de los empleados también quiere trabajar por algo más que un cheque: ellos quieren trabajar con y para personas a las que respetan y admiran y viceversa.

    Es por eso que una palabra amable, una rápida discusión acerca de la familia, una conversación informal para preguntar si un empleado necesita ayuda – esos momentos son mucho más importantes que las reuniones de grupo o evaluaciones formales.

    Un verdadero sentido de conexión es personal. Es por eso que los jefes excepcionales demuestran que ven y aprecian a la persona, no sólo al trabajador.
  • Ser consistente y justo en el trato. 
    A la mayoría de las personas no les importa si un jefe es estricto, exigente y rápido en dar feedback (no siempre positivo), siempre y cuando trate a todos los empleados de manera justa. Los grandes jefes tratan a cada empleado de forma diferente, pero siempre de manera justa.

    Los jefes excepcionales saben que la clave para mostrarse consistente y justo ante sus empleados es la comunicación: mientras más empleados entiendan por qué se tomó alguna decisión, es menos probable que se asuma un trato injusto o favoritismo.
  • Criticas en privado.
    Ningún empleado es perfecto. Cada empleado no solo necesita sino merece una retroalimentación (feedback) constructiva. Los buenos jefes dan ese feedback. Los grandes jefes siempre lo hacen en privado.
  • Un elogio en público siempre es bien recibido.
    Todos los empleados – incluso los que tienen un rendimiento relativamente bajo – hacen algo bien. Cada empleado merece ser reconocido y valorado. Es fácil elogiar a los mejores empleados porque casi siempre están haciendo cosas impresionantes. (Pero ¿tal vez los elogios son una razón por la que son sus mejores empleados? Piénselo.)

    Puede que cueste trabajo encontrar razones por las que alabar a un empleado que simplemente cumple con los estándares, pero no se preocupe: Unas cuantas palabras de reconocimiento – especialmente en público – pueden ser el empujón que un empleado promedio necesita para empezar a convertirse en un gran colaborador.
  • Una oportunidad hacia el futuro.
    Cada trabajo debe tener el potencial de llevar a cosas más grandes. Los jefes excepcionales se toman el tiempo de preparar a los empleados para el trabajo que algún día ellos esperan tener, incluso si ese empleo es con otra compañía.

    ¿Cómo se puede saber lo que un empleado espera hacer algún día? Pues pregunte. 
    Los empleados sólo se interesan en su compañía después de que usted empieza a mostrar interés en ellos. Una de las mejores maneras de hacerlo es mostrar que, si bien usted tiene esperanzas para el futuro de su empresa, también tiene esperanzas para el futuro de sus empleados.
Fuente : Gestion.pe
 
¿En qué gastaron su gratificación los peruanos?
Martes, 19 de Agosto de 2014 16:27

 

Gratificaciones-medio-ano


Solo el 39% de peruanos recibió su gratificación de medio año, y el 34% de ellos la usaron para el pago de deudas.
La mayoría de los peruanos que recibieron la gratificación por Fiestas Patrias la destinaron para pagar sus deudas e incrementar sus ahorros según una encuesta de Trabajando.com.
La encuesta, realizada durante los meses de julio y agosto, muestra que el 34% de personas asignó este aguinaldo para el pago de deudas y el 32% decidió ahorrarla.Además, el 14% de encuestados dijo que destinará una parte para financiar sus estudios y capacitación profesional.
El estudio también muestra que solo el 39% de peruanos recibió su gratificación de medio año, de estos el 49% dice haber esperado muy ansioso la llegada de su aguinaldo. A la pregunta sobre ¿cada cuánto le gustaría recibir el aguinaldo? El 71% estuvo de acuerdo con que estas gratificaciones se den cada 6 meses, y solo un 10% desearía recibir ambos aguinaldo una vez al año.

gratificacion
Ver Infografia Completa

Ver Infografia En que Gastaron su gratificacion los Peruanos

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 Próximo > Fin >>

Página 1 de 8

Ofertas laborales