¿Sabes cómo trabajar el Networking?
Viernes, 22 de Noviembre de 2013 00:00

networking

 

Construir una red de contactos adecuada te puede ayudar a marcar una gran diferencia a la hora de buscar empleo, pues  no basta con contar con gente conocida, es necesario profundizar las relaciones mediante actividades y eventos fuera del trabajo, compartiendo información, escuchando, entre otras. El Networking es aquel recurso que permite generar contactos profesionales relacionados con el sector que te mueves; esto se puede hacer en una feria, en un congreso o en cualquier tipo de evento relacionado con el rubro.

¿Has pensado alguna vez que las personas que has conocido a lo largo de tu vida te pueden servir para encontrar o cambiar de trabajo? Una gran estrategia para hacer negocios o para buscar empleo es construir lazos con personas de tu entorno profesional. Pero esto no es una tarea fácil, ni tampoco se logra de la noche a la mañana, para ello debes darte a conocer a los demás, ganarte la confianza de ellos y ser creíble profesionalmente, esto permitirá abrir tus posibilidades laborales, ya que las personas que te conozcan tendrán una buena referencia de ti hacia los demás.

Las redes sociales han facilitado generar redes de contactos profesionales, ya que permiten relacionarce con personas del rubro a nivel internacional. Pero, se recomienda trabajar las relaciones no tan sólo a través de las plataformas que facilita internet, mezclar la tecnología con la interacción presencial, mejorará tu networking notablemente.

A continuación, Trabajando.com entrega algunos tips para hacer un buen networking.

  1. Valora a cada profesional que conozcas: mantener las redes de contacto no sólo se encuadra a personas de nuestra profesión. Recuerda que este mundo es chico y cada persona es un eslabón importante en la cadena de contactos. No hagas diferencias entre los profesionales, independiente del rol o cargo que tengan.
  2. Aprende a escuchar: además de entregar los conocimientos, es necesario que sepas escuchar a los demás, esto ayudará a que la comunicación fluya de mejor manera y te permitirá crear vínculos con aquellas personas importantes en las redes de contactos.
  3. Sé generoso con tus conocimientos: de cada profesional siempre aprenderás algo nuevo, al mismo tiempo, ellos aprenderán de ti, por lo mismo, no seas egoísta con todo lo que has aprendido, es importante compartir conocimiento y experiencia, pues ellos en algún momento te devolverán la mano.
  4. Mantén contacto con compañeros de universidad: habitualmente las personas pierden rastro de sus compañeros, y tiempo después se enteran de lo bien que les ha ido. Crear reuniones de manera periódica y mantener comunicación a través de las redes sociales ayudará a fortalacer los lazos de amistad.

 

“Una buena carrera profesional se construye en base a muchos aspectos, uno de ellos es la formación, otro es la experiencia, pero también juega un rol importante las redes de contacto que se van generando durante estas etapas, porque son ellas las que en un futuro te pueden aportar con una nueva oportunidad de trabajo, una referencia o recomendar gente para que ingrese a tu equipo, lo importante es cultivar estas relaciones y reconocer que son un valor agregado para seguir creciendo en tu trayectoria laboral”, señala Ernesto Velarde, country manager de Trabajando.com Perú.

 
¿Su oficina está en casa? Las desventajas de la flexibilidad laboral
Viernes, 22 de Noviembre de 2013 00:00

trabajoencasa

 

Los profesionales deben saber cuándo dejar de trabajar. Las funciones laborales no tienen por qué convertirse en algo invasivo y perturbador para los miembros de la familia. ¿Estar siempre disponible? Craso error.

Muchos colaboradores anhelan la flexibilidad laboral. Pero trabajar desde casa es un privilegio que también cuesta caro. Es clave tomar en cuenta que la oficina no debe filtrarse en la vida personal del empleado.

Por ello, el profesional debe aprender a colocar límites. Las funciones, responsabilidades y los proyectos relacionados con el trabajo no pueden convertirse en un factor invasivo ni perturbador para la familia. El empleado no debe permitirlo.

Una vez llegada las siete de la noche, es recomendable dejar de atender llamadas y no responder correos electrónicos relacionados con el trabajo. Comúnmente, los trabajadores que gozan de flexibilidad albergan un sentimiento de culpa cuando no atienden a sus clientes o superiores a la hora en que a éstos se les ocurre.

“La principal razón es que suelo sentirme obligada a estar siempre disponible para que nadie en la casa matriz en Nueva York crea que estoy perdiendo el tiempo”, narra Laura Kreutzer en el diario WSJ.

Pero esto es un grave error. La idea, aunque se trabaje en oficina o desde casa, es mantener un equilibrio entre la vida familiar y la vida laboral. Por tanto, es vital hacerle comprender a colegas y superiores que la flexibilidad no implica que la persona deba estar disponible 24/7.

El mayor reto es saber cuándo dejar de trabajar. Un punto importante para aprender a desconectarse es restringir los documentos laborales y cualquier otro material relacionado con el trabajo a la oficina.

Dedicar entre 10 y 15 minutos para organizar el escritorio y hacer una lista de tareas pendientes para el día siguiente también es un paso fundamental. Esto hará sentir a los trabajadores en cuestión que terminó su día.

 

Fuente: Gestion

 
Aprenda a elaborar un plan de carrera
Viernes, 22 de Noviembre de 2013 00:00

planestrategico

 

Esta herramienta no solo incluye metas, sino también los esfuerzos que deben hacerse para conseguirlas y en cuánto tiempo se espera alcanzarlas. Al escrito debe dársele estructura mediante la descripción de objetivos.

¿En qué lado del camino me encuentro ahora?, ¿por qué quiero cambiar? Estas son las primeras preguntas que debe formularse antes de dar inicio a la escritura de su plan de carrera. Esta herramienta es indispensable, sobre todo, si lo que busca es escalar a puestos más altos en un periodo razonable.

Ahora bien, el siguiente paso consiste en responder lo siguiente: ¿Qué le apasiona hacer?, ¿qué cosas disfruta sin que representen sacrificio?, ¿su actividad actual llena sus expectativas como persona y profesional?, ¿qué le impulsa a estar en su trabajo: agrado, necesidades económicas, compromiso social?, ¿dónde se ve como profesional en unos cinco años?

En una hoja de papel analice toda su trayectoria profesional hasta la fecha. Coloque qué funciones ha asumido durante este tiempo, incluya tanto sus logros como sus errores. Luego compare esta información con la obtenida a partir de las primeras preguntas.

Una vez realizado esto, según el portal CNN Expansión, usted se podrá dar cuenta si lo que ha hecho y lo que disfruta hacer en el terreno laboral coincide o no.

En otra hoja detalle las áreas en las que le agradaría desempeñarse. Después viene otra rueda de preguntas: ¿Esa meta puede cumplirla en su trabajo actual, por qué y en cuánto tiempo?, o ¿debe buscar otro proyecto? A un costado de esa información haga un análisis FODA pero sobre su persona.

Escriba luego los objetivos a los que aspira con miras al corto, mediano y largo plazo. Describa con detalle qué esfuerzos deberá efectuar para lograr cada uno de esos propósitos y en cuánto tiempo prevé hacerlo.

Pero esto no termina ahí. Debe comprometerse a revisar su plan de carrera cada cierto tiempo, con la finalidad de analizar en qué parte del camino se encuentra: si ha avanzado lo suficiente como para imponerse más desafíos, o si se ha quedado atascado. De ser así, deberá evaluar por qué ocurre esto y qué acciones podría realizar para cumplir la meta final.

 

Fuente: Gestion

 

 
Conozca cómo son las nuevas entrevistas de trabajo
Jueves, 21 de Noviembre de 2013 00:00

entrevista

 

Orientación a resultados, flexibilidad y adaptación al cambio son algunas de las aptitudes que se reclaman ahora en un proceso de selección. Las habilidades que se pide a los candidatos no es lo único que ha evolucionado.

Del cómo se definiría a cuáles son sus herramientas para incrementar la productividad de un equipo. Los procesos de selección han evolucionado con los tiempos y se han adaptado a un escenario en el que la competencia obliga al reclutador a ser mucho más exhaustivo en la entrevista.

Íñigo Navarrete, gerente del área de recruitment de Ray Human Capital, asegura que, en líneas generales, lo que piden las empresas son perfiles orientados al logro de resultados, “competencia que, hasta ahora, era típica de los profesionales del área de ventas”; personas tácticas, pragmáticas, ejecutivas y que se alineen con la estrategia de la organización. Para ello no basta con preguntas como dónde has estudiado o qué esperas aportar a la compañía, sino una concienzuda investigación de las referencias y las competencias del aspirante.

“Es la mejor manera para detectar a los que vienen con un discurso aprendido”, explica Navarrete. Albert Pérez, director de Michael Page en Barcelona, recuerda que las cuestiones que se plantean en una entrevista laboral siempre dependen del perfil que se esté buscando y del sector pero reconoce que existen algunos lugares comunes para todos los candidatos. Por ejemplo, ahora es usual preguntar cuánto estarías dispuesto a cobrar, cuando hace unos años esta pregunta era casi impensable.

Navarrete reconoce que ahora suele preguntar a los aspirantes sobre sus experiencias negativas y cómo reaccionaron: cómo gestionaron una reestructuración de plantilla, o cuáles fueron sus maneras de actuar cuando no cumplían con el presupuesto. “Situaciones de tensión propias de estos tiempos”.

Pérez va más allá y admite que en los procesos de selección se pone al candidato en una situación crítica para conocer su comportamiento y la estrategia que llevaría a cabo para solucionarla.

“Por ejemplo, si busco un director comercial seguramente le colocaría en un escenario adverso. Puede que le preguntara cómo reaccionaría en un proceso de ajuste de personal para descubrir si tiene mano izquierda, si cuenta con habilidades comunicativas y si es capaz de llevar a cabo todo este proceso sin que los profesionales que se vean obligados a abandonar la empresa terminen hablando mal de la organización”.

 

Fuente: Gestion

 
Consejos para discutir el aspecto salarial en una entrevista de trabajo
Jueves, 21 de Noviembre de 2013 00:00

negociaciondepago

¿Cuál es la mejor manera de responder a la pregunta de cuánto esperaría ganar en el puesto de trabajo al cual aspira? Sepa cómo ofrecer una respuesta acertada, para proporcionar un rango acorde con la posición.

Este sentado frente al encargado de recursos humanos, la entrevista ha marchado bien hasta el momento, de pronto, le pregunta “¿Cuánto esperaría ganar?”. Ante estas situaciones, ¿cómo debe responder?

A continuación, algunas recomendaciones para aprender a discutir la cuestión salarial en una entrevista laboral:

Infórmese.
Antes de asistir a la entrevista de trabajo, invierta el tiempo que sea necesario para investigar cuáles son los salarios promedio y rangos salariales que correspondan a puestos de trabajo similares. Averigüe cuánto ofrecen empresas de la misma industria o sector.

Evite hablar sobre la cuestión salarial al inicio de la entrevista.
No le hará ningún bien a decirle al encargado de recursos humanos cuánto gana actualmente o un rango de sueldo deseado, al inicio de la entrevista de trabajo. Procure, por lo menos, discutir sobre este asunto hacia el final de la conversación. Así el reclutador concluirá que usted prefiere entender mejor las responsabilidades que demanda el puesto de trabajo en cuestión, antes que tratar el tema de la remuneración.

Esté preparado para proporcionar un rango de salario.
Usted puede proporcionar el rango de salario que ha investigado. Puede decir algo similar a lo siguiente: “Basado en mi investigación, posiciones similares la industria están pagando entre S/.A y S/.B. ¿Es este también el rango para el que se ha presupuestado para este puesto?”

En todo caso, podría hablar sobre un rango de salario en torno al cual ha puesto sus expectativas. “A partir de los requisitos que discutimos y mis conocimientos, habilidades y experiencia, esperaría que el rango de salario para esta posición esté entre S/.Y y S/.Z”.

Evite dar cifras exactas
Un número exacto puede colocarle por encima o por debajo del salario presupuestado para el puesto. Proporcione un rango. Puede comentar lo siguiente: “No espero que coincida exactamente con mi salario anterior, pero me gustaría que el salario estuviera en el rango de …”

Muéstrese dispuesto a llegar a un acuerdo
Procure que sea el encargado de recursos humanos quien le dé el rango de salario presupuestado, no estime frente a él a cuánto ascendería la cifra. Proporcione respuestas como: “Mi investigación muestra que posiciones similares pagan entre S/.A y S/.B. Estoy seguro de que se ha presupuestado un rango de salario en base a datos de la competencia del sector. ¿Cuánto es lo presupuestado?”.

“Si soy el candidato que prefiere para el puesto, estoy seguro de que seremos capaces de llegar a un acuerdo sobre el salario, pues estoy dispuesto a ser flexible. ¿Cuál es el rango de salario presupuestado?”. Esta también es una buena respuesta.

 

Fuente: Gestion

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 Próximo > Fin >>

Página 8 de 8

Ofertas laborales